“Un día muy extraordinario” para Alta Italia

Trece cuadras de asfalto, obras de refacción en el edificio municipal, dos viviendas y el Centro de Desarrollo Infantil 22, fueron inaugurados este viernes en la localidad de Alta Italia. El acto estuvo encabezado por la ministra de Desarrollo Social, Fernanda Alonso, participaron además el presidente del IPAV; Jorge Tebes, el subsecretario de Niñez, Adolescencia y Familia, Juan Pablo Bonino; la gerenta de Adjudicación del IPAV, Melina Delú, directores de Asuntos Municipales y diputados provinciales, quienes fueron recibidos por el intendente municipal, Oscar Flores.
La ministra de Desarrollo Social señaló que “estar inaugurando estas obras habla de un trabajo conjunto entre municipio y provincia”. En relación a las entrega de viviendas, Alonso sostuvo que “es una solución para toda la vida y esto reconforta, teniendo en cuenta que hay gente que todavía esta esperanzada en tener esta repuesta”.
En cuanto a la inauguración del Centro de Desarrollo Infantil, la titular de Desarrollo Social explicó que es también cumplir con los objetivos. “Es manifestar una vez más que esta dentro de la agenda del Gobierno provincial invertir para los más chiquitos”.
Finalmente, resaltó que es una realidad que la escuela “ha ido avanzando en la escolarización obligatoria de los niños de cuatro años y ahora, con la posibilidad de que los niños de tres se inserten a la sala multi edad, hace que podamos atender a los más chicos, y cada vez más precozmente, poder detectar situaciones que requieren la presencia del Estado”, puntualizó.

“Muy extraordinario”.
Por su parte, el jefe comunal calificó el día como “muy extraordinario, muy bueno” para la localidad, en referencia a la inauguración de diversas obras. Consideró que con la construcción de viviendas “da solución al más humilde, porque no pueden hacerse su propia casa por los costos elevados. Hay que seguir haciendo barrios”, puntualizó.
En nombre de los adjudicatarios habló Mailén Balcarce, quien agradeció “por la posibilidad de concretar el sueño de la vivienda propia, que como familia transformaremos en un hogar”. Aseguró que “compartir la felicidad” con amigos y familiares, “como así también con quienes se ocupan y preocupan por la gente”.