Un embudo que provocó un caos innecesario en el tránsito

CAÑOS EN LA PERON

Juan Redondo, director de Agua y Saneamiento municipal (Dagsa), confirmó que la llegada de una pieza procedente de Buenos Aires, que conecta la manguera desde la bomba petrolera pasando por la manguera dispuesta a los caños de polietileno, permitirá comenzar con la extracción de agua de la laguna del predio del parque Don Tomás. También confirmó que en tanto no se inicie el bombeo, no se confirmarán los cortes de calles definitivos.
En diálogo con LA ARENA, el funcionario municipal anunció que “los (cortes de calle) que estamos haciendo se hacen hasta la puesta a punto del bombeo, después verificaremos si cortar más o no. O incluso, habilitar algún paso porque los caños están preparados para enterrarlos; pero eso se verá en el transcurso, los que están son los informados en principio, después veremos si se altera algo”.
Redondo recalcó que “los cortes son los informados hasta el momento, después analizaremos en el transcurso de la puesta en funcionamiento, si es factible habilitar algunos (cruces de calles) más, de acuerdo a cómo venga el trabajo”.

Bombeo.
La pieza de transición, que es la manga que irá a los caños que los soldadores están pegando, llegó ayer desde Buenos Aires. Después de eso comenzaron los trabajos para ponerlo todo el sistema en funcionamiento. Anoche se estaban ultimando los detalles para poder comenzar hoy con las pruebas.
El funcionario municipal informó que desde la sede de Vialidad Nacional hasta Ameghino se extiende la canalización del agua a bombear a través de mangueras y posteriormente, la canalización se realizará a través de los caños de polietileno de Alta Densidad. Este tramo se extiende hasta Emilio Zola, donde también operarios municipales trabajaron en la mañana de ayer, para conectar estas tuberías a un desagüe, “donde vuelca”.
Redondo puntualizó que “desde allí, a través de un pluvial de 800 milímetros y por gravedad, llegará hasta el Bajo Giuliani”.

Precaución.
A entender del funcionario, la rotonda de unión entre la avenida Perón y la Circunvalación permite el paso de dos carriles de circulación. Ante la negativa de la cronista luego de verificarlo “in situ”, Redondo mencionó que “en esa rotonda pueden pasar dos autos por cada lado, lo que pasa es que por un tema de precaución, pasan de a uno”.
Confirmó así la próxima habilitación de los dos carriles. “La situación ideal es que los vehículos pasen de a uno, por una cuestión de seguridad. La recomendación obvia es que mientras duren estos trabajos, la gente disminuya la velocidad; hemos observado que pasan muy rápido allí y con esto, evitaríamos líos mayores”.

Futuro.
“El plan a futuro contempla un proyecto más amplio y tiene que ver con hacer descender el nivel de agua de la laguna para que sirva de reserva de lluvias y también que posea mayor capacidad de bombeo, para mantenerla a raya; para que no tengamos inconvenientes. La obra a futuro no es esto; sino más ambiciosa”, indicó el director.
A modo de adelanto, confirmó que “ahora es esto, después intervendría la provincia para cuadriplicar la capacidad de bombeo existente, que es el trasvasamiento de hace años que tiene la laguna hacia el Bajo Giuliani. La clave es tener la laguna en niveles aceptables y normales para recibir la lluvia”, concluyó.

Un embudo complicado
Con una escueta información suministrada por la comuna capitalina, el caos vehicular se multiplica en las horas pico. La circulación sobre la avenida Perón y la Circunvalación Santiago Marzo, entre la mencionada avenida y la calle México, implica paciencia y desvíos para cruzar hacia el este y el oeste, fabricando embudos que trajeron malestar y complicaciones para los automovilistas.
Desde la mañana de ayer, la avenida Perón a la altura de Vialidad Nacional tiene habilitado un solo carril. Allí, personal de Tránsito habilita el paso de una y otra desembocadura de las principales arterias, para regular el paso lento de los vehículos.
De hecho, la colectora de la avenida rumbo a Toay también se encuentra cerrada. Desde allí, la circulación se complica para quien desea cruzar la Circunvalación, en sentido este-oeste.
Las intersecciones de la Circunvalación con Macachín y Rucanelo están cortadas. En la esquina de Autonomista, sólo está habilitado un carril, en dirección este-oeste.
Más adelante, la calle Brasil también está cerrada al tránsito y en horas de la mañana de ayer, personal del Ejército colocaba un puente Bailey sobre la rotonda de Ameghino, para permitir el paso hacia el sur. Desde allí, la única calle habilitada para descender desde la Circunvalación hacia el este es la México.
Previamente, las calles Emilio Civit y Wilde también se encuentran cerradas al tránsito, por el paso de los caños que canalizarán el agua bombeada y que se ubicaron sobre los canteros centrales y en el carril central de la importante vía de circulación, sobre la arteria que conecta la ciudad, en sentido sur-norte.

Compartir