Un gran pesebre en una casa

En nuestra ciudad, en la calle Coronel Gil, todos los años una tradición se renueva. Desde 1947 la familia Gascón se encarga de mantener vivo el espíritu navideño y arma un gran pesebre que todas las noches es el deleite y la atracción de niños y adultos.
El intendente, Leandro Altolaguirre, visitó en la mañana de este jueves a Leonor y Blanca, las creadoras de los pesebres más diversos y originales. Lo recibieron en su casa y le mostraron el trabajo artesanal que han realizado a lo largo de toda una vida.
Leonor comentó que comenzaron esta tradición con su mamá, su papá y sus dos hermanas fabricando y creando pesebres con los más diversos materiales como por ejemplo “mimbre, madera, cera, papel, cáscaras de nueces, calabazas, huevos de avestruz, bellotas y hasta miga de pan hemos convertido en figuras así, y con el paso del tiempo hemos recreado está época tan importante para nosotros como lo es la Navidad”.
Una de las habitaciones que da al frente de la casa está totalmente colmada de figuras, y es la que todos los días a partir de las 21 se abre para que todas las familias puedan apreciar el importante y pormenorizado trabajo que han hecho.
“Todos los años sumamos una figura nueva y con el paso del tiempo lo hemos ido modificando, por ejemplo le agregamos movimiento con el motor de una desnatadora, que hoy posibilita que las imágenes puedan recorrer todo el pesebre”, explicó Leonor.
Además se sintió agradecida porque “a lo largo de estos 69 años han pasado niños que hoy son padres y abuelos que traen a sus nietos y bisnietos por lo que es una gran satisfacción verlos al momento de levantar la persiana todas las noches”.
El gran pesebre ocupa toda una habitación pero también todo el living de la casa de Leonor y Blanca está decorado con el espíritu navideño, la mayoría de las figuras fueron creadas por ellas y tantas otras regalos de personas que saben de esta costumbre.
Leonor y Blanca inician este trabajo todos los años en el mes de Noviembre donde comienzan a desempacar todas las figuras y a disponerlas a lo largo de toda la casa, hasta el 31 de Enero que finalizan esta gran exposición. “Creemos que el espíritu de las fiestas no debe perderse con el paso del tiempo, debe estar presente en cada familia, y por eso para nosotras esta tradición ya es una costumbre arraigada que mientras podamos la seguiremos manteniendo”, finalizaron las hermanas Gascón.