Un grupo de remeros cumplió la travesía para pedir por el Atuel

“Fue una experiencia que vamos a recordar siempre, la cantidad de fauna por el efecto del agua realmente hizo que sea una travesía muy disfrutable más allá del cansancio que se genera con la remada”. Para Juan Baumgertner la sensación de misión cumplida es evidente. El proyecto que comenzó a germinar hace unas semanas finalmente se cumplió el fin de semana.
Un grupo de 18 remeros de esta ciudad realizó en kayacs una travesía de más de 70 kilómetros con el objetivo de visibilizar, uniendo deporte y recreación, el histórico reclamo de La Pampa por el río Atuel.
“Al final se sumaron algunos más y fuimos un grupo de casi 20, la experiencia fue muy buena, realizamos en total unos 73 kilómetros dividido en dos etapas, la primera se largó el sábado a las 9 de la mañana desde el puente ubicado en ruta provincial 19, en cercanía de Limay Mahuida, y hasta el campamento distante a unos 43 kilómetros”, detalló el remero a LA ARENA.
“Esta etapa fue larga y un poco dura ya que tuvimos viento en contra, pero se pudo realizar sin inconvenientes, llegamos cerca de las 19 al campamento luego de 10 horas en el río remando, con paradas para comer y descansar”, agregó.
Los remeros utilizaron canoas y kayacs y tendrán vehículos en tierra como apoyo. En ese tramo que va desde Limay Mahuida a La Reforma lo que corre es el río Salado. Para los remeros la intención fue unir lo que les gusta con una muestra simbólica de la lucha de los pampeanos por el Atuel.

Posibilidades.
“El lugar es muy lindo, hay partes anchas, con pequeños bañados, y lugares de más corriente con velocidad del agua, son rápidos realmente. El domingo largamos desde el campamento, el campo de ‘Chiquitín’ Quiroga), y remamos unas ocho horas. Recorrimos una distancia de 30 kilómetros hasta La Reforma llegando a las cuatro de la tarde. Nos faltó un tramito más que teníamos pensado pero no se pudo, igual quedamos más que conformes y satisfechos”, aseguró Baumgertner.
La idea combinó deporte, recreación, naturaleza y reclamo. “La iniciativa surgió en charlas que tuvimos con unos amigos y con gente que desde chiquitos practicamos remo. La idea siempre fue hacer una bajada, disfrutar del cauce y mostrar el lado turístico y recreativo del río, y creo que eso se cumplió más que bien”, destacó uno de los impulsores de la iniciativa, que se inició en charlas y remadas en conjunto de un pequeño grupo que luego se amplió hasta llegar a casi 20.
Para los remeros, la presencia del río de una manera constante y con su caudal correspondiente a la provincia permitiría otras actividades a los pampeanos y a los visitantes. “Es un lugar que está a menos de 300 kilómetros, ¿sabés lo lindo que sería agarrar el auto con la familia e irte el fin de semana al río? También hay mucho pejerrey, se podrían organizar torneos de pesca, realmente se aprovecharía de otra manera”, expresó Baumgertner.

Momentáneo.
Juan agregó que la gente de la zona sabe que el nivel del curso de agua es momentáneo y que de un momento a otro se va a cortar. “Ellos ya saben que ahora el agua está pero solo por un tiempo, siempre depende del manejo que hace Mendoza y eso es lo más triste, porque cualquiera puede comprobar, como hicimos nosotros, cómo cambia el panorama si el cauce está”, indicó.
Baumgertner afirmó que la idea de hacer el tramo completo de 90 kilómetros estuvo en debate entre los remeros. “En un momento se pensó en realizar una etapa más de unos 20 kilómetros, que es de La Reforma hasta el puente de la ruta 24, pero como ya era domingo de tardecita y la mayoría del grupo teníamos que trabajar el lunes decidimos regresar con la meta cumplida”.

Planeando una segunda vuelta
Con el entusiasmo que les dejó la primer travesía, los remeros ya piensan en realizar otra, siempre con el objetivo de mostrar cómo los pampeanos siguen esperando por el cauce del río que también les pertenece. “Salió todo muy bien y la idea obviamente es seguir y hacer alguna otra movida, en esta primera experiencia fuimos unos cuantos pero queríamos probar, ahora ya veremos si se quiere armar un grupo más grande de gente”, aseguró Baumgertner.