Un joven de 25 años heredará la mitad de Londres

El Duque de Westminter, Gerald Cavendish Grovesnor, de 64 años murió de manera inesperada por lo que su único hijo varón Hugh, de 25 años, heredará la tercera mayor fortuna del Reino Unido calculada en nueve mil millones de libras con bienes que abarcan “la mitad de Londres”, informaron hoy sus familiares. 
Grosvenor, considerado uno de los propietarios de tierras más influyentes del país, sufrió ayer repentinamente un infarto y tuvo que ser ingresado en el Royal Preston Hospital, en el condado inglés de Lancashire, donde murió horas después.
Fue uno de los terratenientes más acaudalados de este país, con una fortuna valorada en alrededor de 9.000 millones de libras por la revista Forbes, lo que le convertiría en la sexagésimo octava persona más rica del mundo y la tercera del Reino Unido.
El Duque se convirtió en el sexto duque de Westminster con 27 años y a lo largo de su vida apoyó numerosas organizaciones benéficas.
Uno de los cuatro hijos del duque de Westminster, Hugh Grosvenor, heredero del ducado, es el padrino más joven del príncipe Jorge, hijo pequeño del príncipe Guillermo, mientras que la esposa de Hugh, Natalia, es la madrina del duque de Cambridge.
Hugh quien se ha convertido en el séptimo Duque de Wesminter heredará también el título de su padre y la mayor parte de las propiedades, tierras y bienes de la familia que abarca “la mitad de Londres” y cubre la mayor parte de Belgravia y Mayfair, la zona más cara de la Ciudad.
Aunque el tercero de cuatro hermanos, el duque, anteriormente conocido por el título honorífico Earl Grosvenor, es el único hijo del difunto duque de Westminster y su esposa, Natalia y trabaja como gerente de cuentas de Bio-frijolk, una empresa de tecnología verde que recicla los residuos de café molido en biocombustibles y productos químicos avanzados.
El joven Duque tiene dos hermanas mayores, que heredan el título y raíces, que incluye 190 acres en Belgravia y miles de hectáreas en Escocia y España.
Descrito como “cara de niño” y “absurdamente rico” por la revista Vanity Fair, el joven conde gastó en su fiesta de cumpleaños número 21 en Eaton Hall, unas 5 millones de libras en la que recibió cerca de 800 invitados, entre ellos el príncipe Harry.
A diferencia de muchos de sus contemporáneos sociales, el nuevo duque no fue educado en un internado, pero asistió a una primaria estatal antes de ir a una escuela privada cerca de su casa en Cheshire.
Su familia siempre ha tenido estrechos vínculos con la familia real. Su padre era un amigo cercano del príncipe Carlos y la Duquesa de Cornualles.
Desde el Buckingham Palace, se informó que la Reina y el Duque de Edimburgo habían sido informados de la muerte de Grovesnor y enviaron un mensaje de condolencia a la familia.
Los orígenes de la fortuna de la familia vienen desde hace más de 300 años, cuando un antepasado del nuevo duque, Thomas , casado con la rica heredera María Davies, había heredado una casa medieval en Middlesex y 500 acres de tierra sin desarrollar al oeste de Londres.
Parte de esa tierra, que forma parte del patrimonio de la London Grosvenor, fue construido por la familia en el siglo 18 y fue conocido como Mayfair, el nombre de la feria anual de Mayday. Un segundo gran desarrollo por la familia 100 años más tarde se convirtió en Belgravia, el nombre de la localidad de Belgrave, cerca de casa de campo de la familia en Cheshire. (Télam)