Un nene de 10 años fue asesinado por su entrenador

El hijo de 10 años de un conocido ex futbolista uruguayo fue asesinado por su entrenador de fútbol, quien después de cometer el crimen se habría suicidado, publicó el sábado la prensa local citando al ministerio del Interior.
“Lamentablemente en la mañana de hoy un equipo de rastreo ubicó” en una zona boscosa de Maldonado, departamento (provincia) vecino de Montevideo, “los cuerpos sin vida” de Felipe Romero, de 10 años, y Fernando Sierra, quien era entrenador en la escuela de fútbol a la que el niño asistía, dijo la oficina de prensa del Ministerio de Interior, informó el diario El País en su página web.
Los cuerpos fueron hallados después de que el equipo de búsqueda encontró abandonado el automóvil rentado en el que Sierra se llevó al menor. Muy cerca habían localizado la mochila escolar del chico, así como una billetera con dinero y documentos del entrenador.
El niño es hijo del ex futbolista uruguayo Luis “Lucho” Romero, de 48 años, quien jugó en el Cagliari de Italia (1996-1997), y muy popular en su país por haber sido antes pieza clave del tradicional Peñarol cuando este logró un quinquenio como campeón del torneo local.
Felipe también era hijo de una agente de policía de Maldonado que se había separado del futbolista, tras cinco años de matrimonio y con quien tiene otra hija de 13 años.
De acuerdo con las versiones de la prensa, la psicóloga del menor había advertido recientemente a la madre para que lo alejara del entrenador y ella había hablado con este para que dejara de ver su hijo.

La autopsia.
Según los resultados de la autopsia, en el cuerpo del menor había pastillas tranquilizantes, un estimulante suave que se compra sin receta médica. A su vez, el forense Sergio Mozzo reveló que Romero había sido abusado sexualmente por Sierra.

Foto: Gentileza Diario El País.