Un pampeano en el País Vasco

Nacido en General Acha y descendiente de vascos, Mauro Funes (19) aprenderá a cocinar platos típicos en el país de sus ancestros. Actualmente estudia y trabaja en Córdoba y se destaca en el BMX.
Dos pasiones hay en la vida de Mauro Funes: el BMX y la gastronomía. Basta con googlear su nombre para verlo en algunos videos de Youtube haciendo piruetas con su bicicleta o cocinando una merluza en salsa verde con langostinos y papines. Este plato, típico del arte culinario que supieron cultivar sus antepasados, le valió ser seleccionado entre 25 jóvenes argentinos que pasarán 15 días en el País Vasco (Euskal Herria) aprendiendo los secretos de la cocina vasca.
Mauro Funes nació en General Acha, tiene 19 años y actualmente estudia gastronomía en la academia Azafrán, una de las más prestigiosas de la capital de la provincia de Córdoba. También trabaja en un restó de Nueva Córdoba, donde hace de todo un poco. En la capital mediterránea comparte departamento con su hermano mayor, Nahuel, de 21 años, que estudia motores en el instituto de la Automotriz Renault. Los hermanos, al igual que sus padres, son socios del Centro Vasco de General Acha, Euzko Txokoa.
Ayer, luego de haber aplicado al programa Gaztemundu, el País Vasco lo seleccionó junto a otros 24 jóvenes de distintos lugares de argentina para pasar dos semanas en la tierra de sus ancestros y aprender in situ las costumbres gastronómicas de su bisabuela, Isabel Oyarzabal, nacida en el caserío Zulotibar de Oiarzun.

Postulante.
Como parte de la postulación el joven debía enviar un video en el que mostraba el paso a paso de la preparación del plato para acreditar conocimientos de gastronomía. Para aplicar el Gaztemundu es necesario tener entre 18 y 35 años y pertenecer con una antigüedad de al menos tres años a una Euskal Etxea (Casa Vasca) reconocida como tal en el registro de centros vascos del gobierno vasco.
“Fue muy loco armar el video, contratar a alguien era muy difícil, pero por suerte se dio todo. El viernes no dan clases en Azafrán y me prestaron las instalaciones de la facultad para filmar. Un amigo, Hernán Rimoldi, que estudia cine acá en Córdoba me hizo el video gratis. Se re jugó. Un amigazo. Lo mandamos el lunes al País Vasco y salió todo redondo. Estaba todo dado”, dijo Mauro Funes, contento, después de haber recibido los resultados de la convocatoria.
Mauro viajará el 1 de octubre con todos los gastos pagos por el programa Gaztemundu que en el año 2001 tuvo como protagonista a su madre, Valeria García Oyarzabal, que viajó para aprender cultura e idioma. Hoy Valeria dicta clases del Euskera en el Centro Vasco de Santa Rosa.
-¿Por qué te interesa viajar?
-Quiero aprender todo sobre la cultura de mi familia. Mi mamá acostumbra a hacer comidas vascas, organiza reuniones. Decidí entrar a la universidad y me metí de lleno en la gastronomía. Todo lo que sé en la cocina lo aprendía acá. Antes de presentarme al Gaztemundu averigüé mucho de la cocina vasca.
-También sos un apasionado del BMX, ¿cómo repartís tu tiempo entre el deporte y la cocina?
-Lo único que hago en la vida son los cuchillos y la bici. Hace poco participé de el “Córdoba X” el primer evento de deporte extremo que juntó a 28 disciplinas. Me llamaron para hacer una demostración. Pero ahora estoy pensando en el viaje, estoy re ansioso, tengo muchas ganas de estar allá.