Un paro de transportistas de cereales paraliza a 180 mil camiones

Los empresarios reunidos en la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (Catac) iniciaron esta medianoche un paro por tiempo indeterminado que interrumpirá la actividad de 180 mil camiones y dejará 15 millones de toneladas de soja y misma cantidad de maíz sin ingreso a los puertos.
La medida es en reclamo del pago de una tarifa anual única obligatoria para el transporte de cereales, entre otras medidas, por lo que no ingresarán camiones a los puertos exportadores.
El paro se organizó ante el fracaso en las negociaciones por el aumento de la tarifa con las entidades del agro y la situación que atraviesa el sector por el aumento de los insumos y la “ausencia de políticas públicas que fortalezcan el desarrollo de la actividad”, según lo definieron la Catac y las Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas y la Federación de Transportadores Argentinos.
Los reclamos incluyen el aumento de la tarifa nacional para los fletes de granos y afianzamiento del cobro de desvíos y estadías; el traslado de cobro de tasas municipales y derecho a playas a los dadores de cargas y rechazo y no implementación del curso obligatorio de inicio anunciado por CNRT. También se exige la implementación de sistema de cupos numerados, un plan de renovación de flotas acorde a las necesidades del sector, incremento de seguridad en las zonas portuarias con presencia de fuerzas nacionales, subsidios en los peajes e inversiones en infraestructura vial y accesos a puertos. “No va a haber ningún camión que pueda entrar a los puertos, porque es la única solución para que se nos tenga en cuenta”, aseguró el presidente de la Catac, Ramón Jatip.

Seguridad.
El paro se realizará en el momento en que se encuentran despachando los últimos lotes hacia los puertos, para su exportación.
La Catac y la Federación de Transportadores Argentinos (Fetra) informaron que reclaman el aumento de la tarifa nacional para los fletes de granos y afianzamiento del cobro de desvíos y estadías. Además, piden la implementación de sistema de cupos numerados, un plan de renovación de flotas acorde a las necesidades del sector, y subsidios en los peajes.
Los transportistas también reclaman un aumento de la seguridad en las zonas portuarias “con presencia de fuerzas nacionales” e inversiones en infraestructura vial y accesos a puertos.
Los empresarios del transporte asegurar que llegan a este paro porque “porque las entidades del agro no reconocen ningún tipo de aumento, negándose directamente a la negociación”. También aducen que “la devaluación del 60% de diciembre se reflejó en todos los insumos” del sector y especifican que se ha registrado un “aumento mayor al 30% en el combustible; 30% en los neumáticos y del 400% en los peajes”.

Compartir