Un pozo que despide agua

La situación en las calles santarroseñas es crítica y hay espacios donde, lejos de repararse, están cada vez peor. Hace más de un mes LA ARENA publicó la existencia de un enorme bache ubicado en la avenida Luro, esquina Sergio López, justo en la esquina, que perjudicó el normal tránsito de los vehículos. Tras la publicación del artículo, lejos de arreglarse el pozo, se agrandó cada vez más y durante la última semana se pudo observar una importante pérdida de agua que sale de una de los caños internos. El agua llega al pavimento.

Conos.
Los operarios municipales colocaron hace poco más de 20 días dos conos para señalizar la existencia del pozo. El tránsito no está cortado, en este sector, pero los vehículos que circulan por la avenida Luro, hacia el centro, deben evadir el bache como así también aquellos que van por Sergio López, hacia la Pío XII.

Caño.
El municipio colocó además dos hierros, en forma de cruz, dentro del pozo, y una manguera azul que va hacia el interior. Lo que no previeron fue que uno de los caños internos se rompió y comenzó a perder y a generar un “chorro” de agua que llega hasta el pavimento.

Chile.
Este pozo se suma a la gran cantidad de baches en la capital pampeana y sobre todo en esta zona. En la calle Chile, por ejemplo, hay dos grandes hundimientos, uno en la esquina México y el restante sobre la Wilde. Ninguno de los dos, por ejemplo, fue arreglado.