Un productor inundado amenazó de muerte al intendente de Luiggi

REDIRECCIONAN FONDOS PARA NORMALIZAR EL TRANSITO EN RUTAS Y CAMINOS ANEGADOS

“Estoy bastante desanimado, preocupado y dolido por la situación que atraviesa mucha gente. Hay vecinos que están entrando en la desesperación y los entendemos porque es una situación compleja. Incluso la desesperación llevó a que algunas personas me amenacen”, reveló ayer el intendente de Ingeniero Luiggi, Oscar Zanoli.
“Una persona vino y me dijo que está jugado, que si no le saco el agua en cinco días viene y me mata. Pero realmente no tengo solución ni respuesta para esta gente. Es gente laburante de toda la vida, que nunca reclama nada al Estado y tienen el 80 por ciento del campo inundado. Es una familia que aprecio mucho, entiendo que lo hacen desde la desesperación, es cierto que una persona desesperada es capaz de cualquier cosa, pero entiendo que es un momento de desesperación”, narró ayer Zanoli en una comunicación telefónica con Radio Don de Eduardo Castex.
Las consecuencias de las inundaciones por las históricas lluvias otoñales provocaron innumerables inconvenientes en el ejido de Ingeniero Luiggi, quizás la localidad más afectada en territorio pampeano. Las dificultades aún prosiguen, y la desesperación de vecinos que sufrieron cuantiosas pérdidas económicas está provocando situaciones que rozan la
violencia.
El intendente Oscar Zanoli fue amenazado de muerte -el jueves- por un productor que tiene el predio inundado. El jefe comunal no radicó la denuncia. “Lo entiendo porque es una persona de una excelente familia, pero no entiendo la amenaza. Hasta ahora veníamos hablando con el padre y con él. Me duele que no crean en mi palabra porque soy nacido y criado en el pueblo. Ando todo el día en el pueblo”, reveló el jefe comunal norteño.
“Me tomé este problema como una obligación de solucionar. Y empiezan estos roces, que no me mientas, que sácame el agua. Y es una laguna de 160 hectáreas, no puedo hacer nada. También vino un grupo de productores que pide que haga un canal, y si lo hago inundo a Embajador Martini. Acá hay que salir a buscar otros campos y vender la hacienda, porque esto no se arregla en dos meses, esta zona y ojalá me equivoque, pero llevará todo el año. El agua paso lomas y entró en cuencos donde no tiene salida”, agregó.

Renuncia.
El jefe comunal Oscar Zanoli reveló que su familia le pide que deje el cargo para cuidar su salud. “Soy hipertenso y mi familia quiere que me vaya, porque soy docente y tengo como vivir, no dependo de la política. Pero no puedo renunciar hoy, porque sería una actitud cobarde”, dijo.
“Me duele que la gente piense que le miento, pero el problema es que nos cayó una lluvia impensada y si abrimos (canales) inundamos otros pueblos. Ahora empiezan los egoísmos y la desesperación de la gente”, reconoció.

Tocando fondo.
“Estamos tocando fondo porque cualquier cosa que haces sale mucha plata. Hicimos unos pequeños alteos con 40 camionadas de tosca que trajimos desde la cantera que está entre Ojeda y Falucho y salen como 300 mil pesos. Alquilamos tres camiones y nos salen 4 mil pesos por día y los tenemos trabajando desde hace 10 o 12 días. Se nos está complicando la
economía”, relató ayer Zanoli.
Actualmente la zona “más complicada” está en el sureste. Allí habían bajado 12 centímetros el nivel de los cuencos, pero llovieron 40 milímetros y la situación volvió “a foja cero”. “Las napas están a 10 centímetros y en algunos lugares el agua brota por el pavimento y el cordón cuneta”, dijo -sorprendido- Zanoli.
“El agua para el oeste la tenemos bastante solucionada. Pero, el sur y el este entre Ingeniero Luiggi y Embajador Martini no noto cambios, al contrario no sabemos de dónde sale el agua pero parece que las lagunas se agrandan”, detalló.