Un pueblo tiene más perros envenenados que habitantes

La justicia penal de La Plata investiga la muerte por envenenamiento de perros en la localidad bonaerense de Ignacio Correas, apenas supera los 100 habitantes, y si efectivamente algunos vecinos del lugar sufrieron intoxicaciones, informó una fuente oficial.
De tres personas que habrían tenido contacto con el veneno, una sola recibió atención hospitalaria y se le practicarán análisis para determinar si padeció un cuadro de intoxicación.
Las investigaciones aún no han podido ubicar a los autores de ese delito a pesar de una serie de procedimientos y diligencias que se vienen realizando desde hace meses.
“En noviembre del año pasado se denunciaron las primeras muertes de mascotas” lo que motivó la inmediata intervención de la justicia y la policía, dijo a Télam la titular de la UFI 7, Virginia Bravo.
“A pesar de que por los medios se hable de cifras importantes, nosotros no tenemos hasta ahora un registro fehaciente de los perros que habrían sido envenenados porque lo que hemos recolectado es información parcial de algunos denunciantes que perdieron sus mascotas”, aseguró.
Según vecinos de Ignacio Correas, la tarea de calcular la cantidad de animales envenenados no es fácil porque no sólo han muerto algunas de sus mascotas sino también han aparecido perros envenenados en la zona rural pegada al pueblo.
“Desde hace un tiempo se ven en Correas muchos animales abandonados por su dueños, que llegan a nuestro pueblo con el claro fin de deshacerse de sus mascotas”, coincidieron vecinos consultados por Télam.

Allanamientos.
Una de las intervenciones judiciales fue el allanamiento de un galpón en la zona en búsqueda de dos poderosos insecticidas, Furadán y Curater.
En el procedimiento, en el que intervino personal de la Delegación de Prevención Ecológica y Sustancias Peligrosas de La Plata, no se encontraron rastros de los químicos y se archivó la causa contra el propietario del lugar, que había sido motivo de sospecha ante la presunción de que los perros sueltos le habrían matado algunos terneros.

La municipalidad de La Plata, cuyo intendente, Julio Garro, recibirá hoy por la tarde a una delegación de vecinos de Correas para informarse sobre la situación, instrumentó una serie de medidas y envió a funcionarios para que trabajen en esa localidad, ubicada a 20 kilómetros de La Plata.
“Estamos trabajando en llevar tranquilidad no sólo por los animales muertos sino por los vecinos que viven en el lugar” y contó que “se trabaja en el terreno con personal de Zoonosis, seguridad y salud”, además de ratificar que en la localidad “hay demasiados perros porque es un sitio elegido por muchos para abandonarlos”, declaró Garro.
El director de Promoción de los Derechos del Animal de la Defensoría del Pueblo bonaerense, Marcelo Rasciatti, aseguró a su vez que “no hay un número preciso de animales muertos” pero manifestó que “la gente habla de entre 100 y 200 perros envenenados”.
Anticipó que la Defensoría bonaerense pedirá a la justicia que “se reactive la investigación del caso que configura un acto de crueldad animal”. (Télam)
FOTO: GENTILEZA “EL SOL”