Una caja fuerte en la panza de un dragón

La policía descubrió hoy una caja fuerte escondida en la estatua de un dragón en el parque de la casa de Walter Carbone, ex tesorero de la Jefatura de Gabinete bonaerense, durante un allanamiento dispuesto por la Justicia en relación con presuntos hechos de corrupción en la gestión del ex gobernador Daniel Scioli.
El procedimiento se realizó en el country Abril de la localidad bonaerense de Hudson, partido de Berazategui, por pedido del fiscal penal de La Plata, Alvaro Garganta, que instruye la causa que investiga presuntos “lavados activos y distintas defraudaciones a la administración pública” durante la gestión de Scioli.
La escultura de dragón está realizada en metal, mide unos 3 metros de altura y en su vientre esconde un cofre, de un metro y medio, con un compartimento más pequeño con llave, según detallaron los investigadores.
El fiscal platense, Alvaro Garganta, explicó a Télam que “el procedimiento fue ordenado luego que tareas de inteligencia indicaran que en esa escultura había una caja fuerte” que podría aportar información y elementos de prueba a la causa a su cargo.
“Es la casa de fin de semana de Carbone, él no estaba allí; y la escultura con la caja fuerte está en su jardín”, detalló el fiscal.
Una fuente explicó a Télam que tras el procedimiento se realizó la apertura de la caja fuerte en la que no se encontró nada, aunque en el interior de la casa se secuestraron alrededor de 39 mil pesos, propiedad de Carbone.
Juan Manuel López, asesor de la diputada Elisa Carrió, que impulsó las denuncias contra Scioli, explicó, en declaraciones periodísticas, que “hay sobre Carbone sospechas de manejo de cuentas irregulares por fuera del presupuesto, hay que esperar que se abra la caja fuerte para ver qué hay en su interior”.
“Lo de (José) López (con el dinero arrojado a un convento) y lo de Carbone (con la caja fuerte en un dragón) muestran que los hechos no estaban en la imaginación de Elisa Carrió” sino que se trata de “funcionarios que robaban al Estado”, destacó el asesor de Carrió.
Sin embargo, el ex jefe de Gabinete provincial, Alberto Pérez consideró que “está muy bien que la justicia investigue”, aunque calificó el allanamiento judicial como “sin sentido y con características de show”.
“La denuncia es una fábula y una mentira y la escultura del dragón fue instalada en marzo, con posterioridad a que dejamos el gobierno y a la campaña presidencial”, precisó Pérez.
Detalló que en esa caja Carbone “guardaba cosas domésticas” al hacer referencia a que la escultura se encontraba en el parque de la casa y cerca de la pileta.
Pérez aseguró que pone “las manos en el fuego” por su funcionario que se desempeñó como Director General de Administración y cuestionó a los que “prejuzgan y manchan el buen nombre y honor de los que formamos un gobierno transparente”. 
Además consignó que en la causa judicial “ya se aclaró que los campos que le adjudican a Scioli no son de él y que los 20 mil millones de pesos eran para salarios. Esos son datos objetivos”, concluyó. (Télam)

Compartir