Una de las monjas dijo que le pidieron estar “atenta al portón”

Una de las hermanas orantes, que presta declaración testimonial ante el juez Daniel Rafecas, sostuvo que la noche del 14 de junio la madre Alba, superiora en el convento de General Rodríguez, le había pedido que estuviera “atenta al portón” porque iba a ir “José”, según informaron fuentes judiciales.
Las monjas Marcela y María comenzaron a declarar como testigos ante el juez en la causa por presunto enriquecimiento ilícito contra el ex secretario de Obras Públicas José López.

Declaración.
Voceros judiciales informaron que la primera en presentarse ante Rafecas para prestar su declaracióin testimonial fue la hermana María.
Se trata de las dos monjas de clausura que estaban en el convento de General Rodríguez aquella madrugada del 14 de junio, cuando el ex funcionario llegó junto con los bolsos que contenían casi 9 millones de dólares.
La monja Celia Inés Aparicio, más conocida como “la hermana Inés”, está citada a indagatoria por Rafecas por presunto encubrimiento del enriquecimiento ilícito de López, puesto que aparece en un video de las cámara de seguridad ayudando a entrar los bolsos.

Compartir