Una de las “Trillizas de oro” se tiró del balcón al ser asaltada

Al menos cuatro delincuentes entraron esta madrugada a robar a la casa de María Emilia, una de las “Trillizas de Oro”, en un country del distrito bonaerense de Pilar, y la animadora resultó herida al arrojarse de un balcón cuando intentaba escapar de los ladrones.
El asalto del que fueron víctima la Trilliza y su esposo se produjo alrededor de las 3 en el country La Emilia, ubicado en el kilómetro 5 de la ruta 28.
Los delincuentes, a cara descubierta, redujeron a los guardias de la entrada del predio, les robaron una escopeta calibre 12.70, y se hicieron pasar por policías para dirigirse directamente a la propiedad asaltante. Con el carrito de la guardia, los asaltantes llamaron a la puerta de la propiedad de la trilliza María Emilia Fernández Rousse, de 57 años.
El expolista Clemente Zavaleta, de 60 años, marido de la animadora, atendió a los falsos vigiladores, que estaban disfrazados de policías o parecían serlo, y éstos lo redujeron rápidamente con armas.
Al notar que su casa era asaltada, asustada, María Emilia decidió saltar por un balcón de la planta alta de la casa y al caer sufrió una fisura de muñeca.
Según contó María Eugenia, otra integrante del popular trío, los propios delincuentes asistieron a su hermana. “Le dijeron ´¿Qué está haciendo? Venga adentro´ y la trataron muy bien”, expresó en declaraciones al canal TN.
Fuentes policiales indicaron que los ladrones también se llevaron joyas y una pistola calibre 22 de marca Beretta de la que el propietario de la casa no presentó documentación.
María Eugenia también señaló que los asaltantes podrían haber tenido información previa: “Cuando te roban así es porque antes te siguieron”.

“Una inseguridad brutal”.
Por otro lado, aseguró que en la casa de su hermana hay una serie de medidas de seguridad para prevenir este tipo de hechos. De todas maneras, sentenció que “al voleo o no” cualquier persona puede ser asaltada “porque la provincia de Buenos Aires está sufriendo una inseguridad brutal”.
En la misma línea se manifestó María Laura, otra de las trillizas, quien dijo: “Si te estudian e investigan entran igual. No me parece que sea un tema del lugar dónde vivís o cómo vivís. Sonó la alarma desde que entraron hasta que se fueron y nada los detuvo”. Recordó que ella también fue víctima de un robo con similares características. “Cuando entraron les dijeron ‘¿dónde esta la plata, dónde está la caja de seguridad?’ Igual que cuando me robaron a mí”, señaló.