Una hermana lo acusó de abusar de su propia sobrina

PROFESOR DE DOBLAS

La publicación en este diario de la denuncia del supuesto abuso de una niña por parte de un profesor de padel, que habría ocurrido en Doblas días atrás, sumó ayer otro caso similar que está judicializado en los tribunales de General Acha. Una hermana del acusado le contó ayer a LA ARENA que lo había denunciado hace unos dos años por el abuso de su hija ocurrido en General Campos. Una fuente afirmó a este diario que “hay más casos”.
La mujer, que vamos a nombrar como M, fue contactada ayer por este diario y dio un impactante testimonio relacionado con otro caso de abuso que habría protagonizado el profesor de padel. “Lo lamento y me duele tener que decir esto porque es mi hermano, pero yo lo sufrí en carne propia. Hace dos años abusó de mi hija que en ese momento tenía quince años. Quiero hablar porque tanto ella como yo no queremos que toque a una sola criatura más”, disparó.
“Hace unos dos años mi hermano armó una escuela de padel en General Campos. Para que no gastara en alquiler le ofrecí mi casa porque tenía lugar, vivía sola y confiaba en él. Un día a la mañana me tuve que ir al médico a Macachín y poco después me llamó mi hija llorando y me dijo que su tío la había tocado”, relató.
Y Agregó “volví desesperada y la encontré en la escuela, estaba llorando y no quería volver a la casa porque estaba el tío y le daba miedo. Fui a mi casa y lo enfrenté, me negó todo. Igual hice la denuncia y la policía lo sacó de la casa y me dijeron que lo iban a sacar del pueblo”.
La mujer recordó “la pasamos muy mal, mi hija no dormía, no quería estar sola ni ir a la escuela, vivía con miedo, y para colmo los padres de los alumnos en la escuela de padel no me creyeron y a los pocos meses lo volvieron a llevar. General Campos es chico y nos cruzábamos con él así que decidí irme a Santa Rosa donde tuve que empezar de nuevo. A la nena la vieron psicólogos, pasó por un montón de cosas y el juez de General Acha le dictó una restricción. Fue muy duro para nosotras”.
Con respecto al caso dado a conocer recientemente afirmó “cuando mi hija vio el diario se largó a llorar porque revivió todo, y solo me pedía que hiciéramos algo para que no toque a ninguna nena más. Después de lo que salió en LA ARENA los padres de General Campos se contactaron conmigo para pedirme disculpas por no haber creído en mi denuncia y porque me dejaron sola”.

¿Sentencia?
El caso está radicado en los estrados judiciales de General Acha. “Justo ayer -por el miércoles- me avisaron desde los tribunales de General Acha que el juez habría tomado una determinación y que hoy me iban a notificar de la sentencia. Hace dos años que está la causa, pasamos por declaraciones, por Cámara Gesell, psicólogos, la última vez que nos llamaron y tuvimos que ir a Acha fue el 8 de junio del año pasado, quizá a lo que salió en el diario se aceleró todo”, reveló la mujer.
“Sinceramente esto ha sido muy doloroso para mi y mi familia. Mi hermano creo que da clases también en General Campos, Alpachiri y Miguel Riglos donde seguro está en contacto con otros chicos. Yo voy a seguir luchando para que se haga justicia, que hagan algo con él para que no lastime a nadie más”, concluyó.