Una madre fue condenada por golpear a su hijo

El juez de control, Néstor Daniel Ralli, condenó a una madre de 30 años como autora de los delitos de lesiones graves calificadas en concurso real con amenazas simples (artículo 90 en relación con el 92 y 80 inciso 1º y 149 bis, primer párrafo, primer supuesto del Código Penal), a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional. Además le impuso, como reglas de conducta por el término de tres años, las siguientes obligaciones, bajo apercibimiento de revocarle la condicionalidad de la sanción: a) fijar domicilio y someterse al cuidado de la Unidad de abordaje, supervisión y orientación para personas en conflicto con la ley penal; b) abstenerse de relacionarse de modo alguno, personalmente, por teléfono ni por ningún otro medio con la víctima; y c) realizar tratamiento psicológico.

Juicio abreviado.
La resolución de Ralli dictada días atrás fue consecuencia de un juicio abreviado acordado entre el fiscal Marcos Sacco y la defensora oficial Mariel Annecchini, con el consentimiento de la imputada, un ama de casa con secundario completo, quien admitió la autoría de los hechos.
Con las evidencias incorporadas al legajo, quedó acreditada la denuncia interpuesta por la directora de una escuela del interior provincial y una psicóloga de un CAE (Centro de Apoyo Escolar), acerca de que un alumno había sido golpeado por su madre “en diferentes oportunidades, provocándole lesiones graves en su cuerpo; como así también ser amenazado por ella, puntualmente diciéndole que lo iba a prender fuego con alcohol y un encendedor, y que lo iba a mandar a vivir a la casa del padre donde lo iban a abusar sexualmente”.

Compartir