Una pareja es investigada por las lesiones de una beba

MENOR TIENE FRACTURA DE CRANEO Y MULTIPLES LESIONES

El hospital local reportó el ingreso de una niña de dos años con la sospecha de ser víctima de descuido o maltrato doméstico. La menor fue llevada por una fractura de cráneo pero en la revisión se hallaron golpes y quemaduras.
La madre de la menor de dos años, con fractura de cráneo y otras heridas anteriores, sería formalizada por lesiones graves culposas, junto con su novio en la mañana de ayer en el caso que investiga el Ministerio Público Fiscal en esta ciudad. La Justicia busca determinar si existe un delito más allá de la negligencia de los adultos que debían cuidar a la menor, porque se constataron golpes y quemaduras previas al traumatismo en la cabeza.
La fiscal adjunta Ana Ballari confirmó que la niña ingresó por la guardia del Hospital Gobernador Centeno y al constatar las heridas fue la pediatra del centro médico quien dio aviso a las autoridades.
La progenitora confirmó que había asistido al mismo hospital tiempo atrás, en el mes de marzo, por una lesión en el ojo de la niña y aseguró que la fractura de cráneo fue resultado de que la menor se cayó de arriba de una cama cucheta. Un golpe que en principio no recibió atención, pero luego fue llevada al médico porque vieron que el hematoma iba creciendo.
La menor tenía quemaduras, que su familia aseguró eran resultado de haberle hecho vapor con una olla de agua caliente, y moretones en la cara, la espalda, las piernas y otras partes del cuerpo porque supuestamente la pequeña “es torpe” y se choca cosas en la casa. El hecho por el cual se lesionó la cabeza ocurrió en el domicilio en el que vive la madre con sus dos hijas, la de dos años y otra de ocho años. Las niñas son hijas de la ex pareja de la mujer quien ahora está de novio con un trabajador rural que vive en Vértiz.
La fiscal indicó a LA ARENA que iban a formalizar a la pareja por lesiones graves culposas, debido al tiempo de curación de la fractura que llevará más de 30 días, y luego se verá si cambia la carátula. Mientras hay una restricción de acercamiento hacia sus hijas, y con la intervención de la Dirección del Menor y la Familia se definió que la niña mayor será alojada con su abuela paterna, en tanto que cuando la menor salga del hospital quedará al cuidado de la abuela materna.

Descuido e intención.
La investigación judicial comenzó en la tarde del 25 de mayo cuando fue convocada la fiscal de turno. Resta determinar si solo se trata de un delito por descuido, con lesiones accidentales, o si hay una reiteración de los hechos. Ayer seguían recabando pruebas y entre ellas están las que pueda generar el médico Rubén Bocchio quien realizó el relevamiento de las lesiones y además solicitó un coagulograma para descartar que haya una enfermedad relacionada con la aparición de hematomas. Otra de las acciones de la fiscalía será tomar testimonios entre familiares y conocidos de los implicados, en ese sentido al fiscal también solicitó que la niña de ocho años pueda declarar en Cámara Gesell porque es la única testigo directa de los momentos en que su hermana menor resultó con lesiones.
Otro de los puntos cruciales será acceder a la historia clínica de la pequeña.
La pareja implicada no está detenida, y en la mañana de ayer se presentaron en tribunales donde dieron su declaración y luego fueron notificados de la audiencia en su contra porque son los responsables del cuidado de la menor.