Una patota de rugbiers golpeó de manera brutal a un chico de 18 años

Un joven de 18 años fue internado en Terapia Intensiva tras ser golpeado brutalmente por una patota de rugbiers adolescentes del Club San Fernando dentro del boliche Caix, en la zona de la Costanera, durante una fiesta de egresados, según denunció su familia. Se trata de Joaquín Mieres, quien juega en el Delta Rugby Club y había concurrido junto con dos amigos a la fiesta de egresados de uno de ellos cuando fue abordado por una patota de 10 rugbiers de la categoría menores de 17 años, que le dieron “una tremanda paliza”.

Dolor del padre.
Santiago Mieres, el padre del joven agredido, denunció el episodio a través de su cuenta de Facebook, donde subió una foto de su hijo en Terapia Intensiva, además de mencionar que los agresores también golpearon a un amigo de su hijo.
“Este es Joaquín, mi hijo mayor de 18 años. Para los que no lo conocen Joaco es un gran chico, educado, solidario, amigo de sus amigos, familiero, estudiante, sano, super sano, todo lo que uno sueña ver de sus hijos cuando crecen”, escribió el padre.

Compartir