Una psicóloga deberá indemnizar a una nena por no advertir que la pequeña era abusada

La Cámara Civil condenó a una psicóloga a indemnizar a una niña porque durante las sesiones terapéuticas no advirtió que la pequeña, de menos de cinco años, estaba siendo víctima de abusos sexuales por parte de su propio padre. El abusador fue condenado penalmente después de que surgieran los abusos tras un largo proceso terapéutico que incluyó la intervención de un ginecólogo para constatar las lesiones y superar la reticencia inicial de la madre de la niña, quien se negaba a aceptar la situación.

La Sala H de la Cámara consideró que “la menor junto a su madre habían depositado sus esperanzas en la psicóloga para que fuera develado el motivo de su intranquilidad emocional, lo cual se vio postergado y dilatado debido a una actuación profesional que demostró un alto grado de ineptitud”.