Unas 23 personas siguen desaparecidas tras el alud en Italia

Un total de 23 personas continúan desaparecidas entre los restos del hotel sepultado por un alud el pasado miércoles en Italia, según el último balance provisional divulgado por la delegación del Gobierno en Pescara (centro).
Fuentes de la delegación confirmaron a la agencia EFE la cifra de 23 desaparecidos en base a la lista de damnificados con la que cuentan y que, según subrayaron, “no es definitiva sino que puede variar”.
El número de personas rescatadas con vida tras el alud asciende a 11: nueve recuperadas de entre las ruinas, entre ellas cuatro niños, y otros dos hombres que lograron salir de la avalancha y dar la voz de alarma.
Cuatro personas que habían sido localizadas el viernes dentro del hotel sepultado por un alud fueron rescatadas con vida durante la noche por los socorristas y ya son nueve las puestas a salvo desde la mañana del viernes, mientras los equipos de rescate siguen buscando otros posibles sobrevivientes bajo las toneladas de nieve que cubren el hotel Rigopiano. “¿Dónde están mis bizcochos?”, preguntó así al llegar al centro médico Ludovica Parete, de seis años, hija de Giampiero y de Adriana, que había sido rescatada momentos antes por los bomberos. Junto a la madre también fue llevado al hospital el pequeño Gianfilippo, extraído de la montaña de nieve en que se convirtió el hotel en medio de aplausos y sonrisas de los rescatistas apenas pasado el mediodía del viernes.
A 1200 metros de altura, en una parte de los Apeninos que dista 170 kilómetros al noreste de Roma, el hotel que fue sepultado promocionaba sus vistas a las montañas y sus piletas climatizadas. Comodidades, ahora tapadas por toneladas y toneladas de nieve, de las que en 2009 había llegado a disfrutar el actor estadounidense Geroge Clooney durante la filmación de la película “El americano”.
El primer grupo de rescatistas llegó al hotel a las 4.30 de la mañana del jueves, y desde ese momento las fuerzas de socorro coordinadas por el Ministerio del Interior desde la vecina Rieti han trabajado sin parar en busca de sobrevivientes.