Valerian y la ciudad de los mil planetas

Basada en la famosa tira de historietas francesas de ciencia ficción “Valérian y Laureline” que comenzó en la década de los sesenta y tuvo gran repercusión mundial.

La adaptación también tiene origen francés y está a cargo del reconocido director de ciencia ficción Luc Besson (“El Quinto Elemento”, “Lucy”) y protagonizada por Cara Delevingne y Dane DeHaan. También cuenta con la participación de Ethan Hawke, Clive Owen y Rihanna.

Esta película de ciencia ficción transcurre en un futuro lejano en el que un amplio grupo de humanos logró mudarse del planeta Tierra dentro de una estación espacial que con el paso de los años fue creciendo hasta convertirse en un sitio llamado Alpha en el que conviven pacíficamente miles de especies alienígenas de todas partes del universo que va a ser conocida como “la ciudad de los mil planetas”.

Los protagonistas son Valerian (Dane DeHaan) y Laureline (Cara Delevingne), dos de los mejores agentes espaciales humanos de la galaxia. En esta aventura deberán atender una orden del Ministro de Defensa de investigar sobre un extraño suceso que está sucediendo en el interior de Alpha, en el que varios soldados han desaparecido misteriosamente.

Primero quiero destacar que me alegra mucho ver que están apareciendo superproducciones en lugares fuera de Hollywood, en este caso es una producción europea y no tiene nada que envidiar a USA. Y es que lo mejor que tiene esta película son los efectos especiales, ya que el director (que es fan de la historieta desde hace años) se nota que se dedicó mucho a ser fiel a los distintos escenarios, planetas y razas alienígenas del cómic. En ese sentido el film es visualmente sorprendente y hermoso, el CGI es increíble y en todo momento te sentís dentro de este universo. Los distintos planetas están muy bien trabajados, las razas alienígenas son geniales. En este sentido la película es digna de compararla con el universo de Star Wars o Star Trek.

Desgraciadamente los efectos especiales y el diseño visual del film son casi los únicos aspectos positivos. La primera parte de la película está bastante bien, logra entretener, pero cuando llega a la parte del conflicto, de la mitad para adelante, se nota una falla en el guión que no se entiende muy bien para donde quiere encaminarse y a esto se le suma la larga duración que posee. Tal vez hubiera sido mejor acortarla un poco.

El otro de los grandes problemas que tiene son los dos protagonistas. En este sentido pareciera que se trató de imitar el estilo yankee y tenemos los típicos chistes y diálogos clichés que encima con la poca química que se creó en esta dupla de Delevingne y DeHaan no ayuda mucho. La mayoría de los chistes no causaban mucha gracia y las actuaciones estuvieron bastante pobres, sobre todo en el caso de Dale DeHaan, que le dieron el papel del pibe kickass y no le quedó para nada bien. En el caso de Cara sin embargo, al ser tan carismática logra caer bastante bien su personaje. Pero en resumen el principal problema es este romance poco creíble que se crea entre los dos y las actuaciones flojas.

El film logra entretener en casi todo momento, por más que sea bastante pochoclera, logra que pases un buen rato y seguramente en unos años se va a crear una especie de culto a este universo, así como pasó con Star Wars. La idea de la película estuvo buena, si la hubieran sabido trabajar mejor podría haber sido de lo más interesante.

Le doy un 60%

Por T.V.

PD: hay una escena en la que el personaje de Rihanna da un espectáculo que carece completamente de sentido, se nota que lo hicieron para dejarla lucirse un poquito.