Vecina piquense podría ser hija de un millonario

MUJER SE PRESENTO EN LA JUSTICIA PARA PROBAR LA FILIACION

La vecina piquense Susana Mabel Orellano (64) nació en Pehuajó y hace más de cuatro años comenzó un reclamo filiatorio ante la Justicia porque quiere comprobar si es hija de Manuel Rodríguez. El hombre, que falleció hace unas dos décadas, tenía una fortuna en propiedades muebles e inmuebles valuada en unos 20 millones de dólares.
Los abogados de esta ciudad Guillermo Martín y Marcos Figueroa Picca, señalaron que en este momento la causa la llevan adelante colegas de Buenos Aires, a través del estudio que los letrados Pablo Pergolani y Micaela Arzú tienen en Pehuajó. Los pampeanos indicaron a LA ARENA que es llamativo el tiempo que se está tomando la Justicia para resolver un proceso que requiere como prueba principal un análisis de ADN. Y hablaron de la celeridad que se requiere cuando además hay bienes de por medio.
Martín y Figueroa Picca coincidieron al explicar que Orellano acudió a ellos porque quería confirmar su origen y esa fue su principal motivación.
La mujer fue asentada con el apellido de su padre de crianza, Víctor Orellano, y nunca logró un vínculo con su familia paterna. Incluso cuando su madre, Juana Martínez, se separó tampoco se mantuvo el contacto habitual entre padre e hija. Pasaron muchos años hasta que un pariente le reveló a Orellano que en realidad ella no conocía a su verdadero progenitor, y por el relato de vecinos de Pehuajó logró esbozar partes de una historia escondida.

Herencia.
Rodríguez era carnicero y visitaba a la madre de Orellano cuando ambas regresaron a Pehuajó, pero al parecer ya se conocían desde antes. El hombre logró mejorar económicamente y al momento de morir tenía varios locales céntricos y además poseía campos. Sin hermanos ni hijos reconocidos la herencia quedó vacante pese a que hubo algunos reclamos de supuestos herederos que se descartaron con las pruebas de ADN.
Para el municipio de Pehuajó el “campo de los Rodríguez” es un tema de interés porque ya habían pensado en adquirir parte de las tierras que pertenecían al fallecido. El reclamo de filiación de Orellano generó cruces incluso entre los concejales porque desde la oposición afirmaron que el proyecto no se trató con el tiempo necesario. Incluso el municipio, a cargo del intendente Pablo Zurro, confirmó la expropiación del predio de 94 hectáreas para la construcción de viviendas y desarrollo de espacios verdes, como informó el portal noticiaspehuajo tiempo atrás.
El expediente está en trámite en el Juzgado de Familia 1 de Trenque Lauquen y al parecer avanza con lentitud.