Vendían mariscos radiactivos

YHKG01 HONG KONG (CHINA), 22/3/2011.- Un camarero comprueba los niveles de radiación de unos moluscos procedentes de la zona japonesa de Kyushu en un restaurante japonés en Hong Kong, China, hoy, martes 22 de marzo de 2011, como parte de un evento promocional de los alimentos de Japón. Los países de Asia están empezando a hacer un exhaustivo control de los productos de alimentación procedentes de Japón por la situación en la planta nuclear de Fukushima. EFE/Ym Yik

La policía del puerto chino de Qingdao detuvo a 14 personas sospechosas de introducir ilegalmente en China mariscos con altos niveles de radiación procedentes de aguas próximas a Fukushima, la prefectura japonesa afectada por un accidente nuclear en 2011.
“La banda había introducido de contrabando durante los últimos dos años 5.000 toneladas de mariscos, como cangrejos o gambas, valorados en 230 millones de yuanes (34,5 millones de dólares)”, informó hoy la agencia EFE.
Parte de los mariscos procedían de Fukushima, una de las 12 prefecturas japonesas vetadas a la exportación de productos marinos a China desde el terremoto que el 11 de marzo de 2011 originó un tsunami y un accidente nuclear.
Según informó la policía de Qingdao, los contrabandistas llevaban los cargamentos desde la isla septentrional japonesa de Hokkaido hasta Vietnam, donde cambiaban las etiquetas para evadir impuestos y controles sanitarios.
La mayoría de los productos se vendían en grandes ciudades chinas como Beijing, Shanghái o Cantón.
Expertos chinos declararon a la prensa local que los alimentos con altos niveles de radiación pueden causar daños irreversibles a las células del organismo humano o incluso al ADN.
También advirtieron que la radiactividad sigue afectando negativamente la vida marina en las cercanías de Fukushima, cinco años después del siniestro. (Télam)