Venecia: más allá del cine y los terremotos

Ya sea en el mismo Lido o en Venecia, reducidos y selectos salones u hoteles son el epicentro de las más reservadas y exclusivas fiestas que se dan durante el festival y adonde se asiste con invitación exclusiva sin lugar para los paparazzi, que atacan a prudente distancia aunque con escasa fortuna. El lugar top este año es Palazzina G, un lujoso hotel de 16 habitaciones y seis suites diseñado por el arquitecto francés Philippe Starck, cercano a la Piazza San Marcos y que posee un salón con terraza y vistas al Gran Canal, que fue epicentro de las fiestas que ofrecieron James Franco el domingo pasado en ocasión de la premiere mundial de “In Dubois Battle” el filme basado en la novela de John Steinbeck que adaptó, dirigió y protagonizó, y Naomí Watts, Liev Schreiber y Elisabeth Moss el viernes, luego de la gala de “The Bleeder”. También estarán recibiendo en el Palazzina G el miércoles Natalie Portman y Lily Rose Depp, la hija de Johnny y Vanessa Paradis, que comparten elenco en “Planetarium”, una película de Rebeca Zlotowsaky que se ve en selección oficial fuera de concurso. Y esta noche se espera allí al elenco de “The Bad Batch”, de la norteamericana iraní que viene del suceso de “Una chica regresa a casa sola de noche”, Ana Lily Amirpour, donde ya confirmó presencia la bella modelo británica de 24 años Suki Waterhouse, que protagoniza el filme, sobre una joven que es desterrada a una tierra baldía futurista fuera de la civilización en el desierto de Texas, donde es capturada por una horda de caníbales.

Mel Gibson, en su “rentrée” a la dirección cinematográfica después de 10 años con la polémica y muy sangrienta epopeya bélica “Hacksaw Ridge” fue uno de los pocos que eligió quedarse en el Lido para los festejos y ofreció fiesta junto a Andrew Garfield, Vince Vaughn y la bella Teresa Palmer en Ausovina & Hungaria de la Gran Viale, el domingo.
Por su parte, Michael Fassbender y Alicia Vikander, la pareja del Festival que ya abandonó la ciudad, eligió una recepción muy exclusiva en el Palazzo Pissani Moreta de Venecia, situado en el barrio San Polo, cercano al Mercato del Rialto, de estilo gótico veneciano y construido a mediados de 1400, en ocasión del ingreso a competencia de “The Light Between the Oceans”, la película en la que se enamoraron, y que se estrena este jueves en Buenos Aires. Anoche hubo baile en la playa Pachuca cerca del Lido por el estreno del filme italiano “Piuma” y se mantuvo en absoluto silencio dónde Jude Law y el equipo de “The Young Pope” festejaron la presentación de la miniserie dirigida por Paolo Sorrentino sobre un autoritario, personal, conservador e inclasificable papa estadounidense que extrañamente se erige en la máxima autoridad de la curia romana y que se verá por HBO en 2017.

Compartir