Venezuela despliega tropas, aviones y tanques ante la amenaza de Trump

Aviones, tanques y miles de soldados y civiles armados se desplegaban este sábado en Venezuela en ejercicios que el presidente Nicolás Maduro ordenó ante la “amenaza” del gobierno de Donald Trump, un día después del anuncio de sanciones financieras contra el país petrolero.
Maduro y su ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, dieron comienzo al “Ejercicio Soberanía Bolivariana 2017”, convocado hace dos semanas tras la advertencia de Trump de intervenir militarmente ante la grave crisis política y económica venezolana.
“Pueblo y FANB (Fuerza Armada Nacional Bolivariana) asumen la defensa del territorio y de la soberanía”, escribió el mandatario en Twitter.
La jornada del sábado incluye prácticas de francotiradores del Ejército, la Armada, la Guardia Nacional y la Milicia, y el domingo se realizarán maniobras de combate, dijo el ministro.
Rodeado de decenas de soldados en una zona montañosa de Macarao (suroeste de Caracas), Padrino dijo que “va a ser un ejercicio de gran provecho para la defensa integral del país” frente a la “agresión del imperio”.
En el despliegue, que según el alto mando activa una “fase de alerta”, participan unos 200.000 efectivos de la FANB, junto con 700.000 milicianos, reservistas y civiles.
Maduro ya había convocado en el pasado a ejercicios similares, frente a lo que denuncia como un complot de Washington para invadir Venezuela y apoderarse de su riquísima reserva hidrocarburífera.
El viernes, un decreto de Trump prohibió negociar deuda emitida por el gobierno venezolano y por su estatal petrolera PDVSA, lo que Maduro calificó como una “brutal agresión” que abonaría el terreno para una posible intervención estadounidense.
Padrino señaló que la FANB, a la que Maduro ha dado gran poder económico y político, apoya “todas las medidas que se pongan en práctica para contrarrestar el bloqueo financiero” y las intimidaciones a las que, según dijo, la Casa Blanca someterá a “gobiernos débiles y cipayos para asfixiar a Venezuela”.
Trump advirtió el 11 de agosto que analizaba “una opción militar”, aunque desde entonces altas figuras de su gobierno han desalentado esa posibilidad.
La embajada de Washington en Caracas advirtió a los estadounidenses radicados en Venezuela resguardarse ante las maniobras, alertando sobre el riesgo que implica la participación de civiles armados.