Las pérdidas por las inundaciones alcanzan los 1.400 millones de pesos

El gobernador Carlos Verna, acompañado por el ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, anunciaron la implementación de una nutrida agenda de créditos para auxiliar a los productores agropecuarios damnificados por las inundaciones de las últimas semanas en distintas localidades de la provincia.
Moralejo detalló que a través del Banco de La Pampa se desarrollará una línea específicamente destinada a los damnificados. “Se pondrán a disposición 30 millones de pesos a tasa subsidiada. El Estado Nacional subsidiará 6 puntos, los mismos que el Estado provincial, y el Banco alrededor de dos, o sea que estamos hablando de un tasa subsidiada con 14 puntos”, indicó.
Además, aseguró que se trabajará para que se “flexibilicen” los requisitos para que los productores puedan acceder a los créditos previstos dentro del Plan Ganadero para permitir una tasa subsidiada de nueve puntos.
Por otro lado, se gestionó ante el Consejo Federal de Inversiones (CFI) una nueva línea “por un monto total de 15 millones de pesos. Son créditos a cuatro años con uno de gracia y a un 0 por ciento de tasa de interés. Están destinado a pequeños y medianos productores y serán de 100 pesos cada uno”, explicó el ministro, quien cifró en “1400 millones de pesos” el monto total de pérdidas provocadas por las inundaciones.
Verna, por su parte, explicó que, además de los créditos, la ayuda a los productores se materializará al través del pago diferido de impuestos. “Declarar la Emergencia Agropecuaria implica que las 300.000 hectáreas afectadas -150.000 inundadas y 150.000 afectadas- pueden llegar a estar diferidas del pago del impuesto inmobiliario y otros impuestos”, completó.

Compartir