Verna apuesta todo a octubre: “se juega el destino de La Pampa”

EN EL CONGRESO DEL PJ EL GOBERNADOR BREGO POR LA UNIDAD PARA FRENAR A MACRI

Con fuertes críticas al gobierno de Cambiemos y sus políticas de ajuste, el Congreso Provincial del PJ ayer dio el puntapié inicial a la campaña del peronismo que buscará vencer a la alianza conformada entre el macrismo y el radicalismo en las elecciones legislativas del 22 de octubre.
El gobernador Carlos Verna fue el principal orador del encuentro partidario y aseguró que en las legislativas “está en juego el destino de la provincia”, destacó que no bajará las jubilaciones y señaló que Nación “quiere sacarle plata a La Pampa para darle a Buenos Aires”.
El Congreso del PJ se desarrolló en el Club Estudiantes de Santa Rosa, que lució colmado en las tribunas y con la presencia de 497 congresales pampeanos sobre un total de 550. El encuentro sirvió para proclamar a los candidatos que ganaron las PASO del peronismo, encabezados por Ariel Rauschenberger, Melina Delú y Franco Robledo.
Junto al gobernador Verna y acompañados por el sonido de los bombos y trompetas, ingresaron al gimnasio del club, el presidente del PJ, Rubén Marín; el ex mandatario Oscar Jorge; los candidatos a diputados nacionales, ministros provinciales, legisladores, funcionarios y autoridades partidarias.
En su discurso, después de Rauschenberger, el gobernador Verna levantó a la militancia al pedir “el aplauso para quienes compitieron en la interna dentro del partido sin sacar los pies del plato”, en referencia a “Taperita” Avendaño, Gastón Rodríguez, Marcelo Otero y Carlos Cabrera.
“Quiero agradecerle a la militancia, a quienes estuvieron horas cuidando los votos peronistas, pero la interna ya pasó y ahora tenemos una sola bandera, la del peronismo que portaban Perón y Evita. Porque el movimiento peronista no se aprende ni se proclama, se siente, porque el peronismo es un sentimiento”, dijo.
Y siguió: “Es cierto que la alianza (Cambiemos) sacó más votos, pero el candidato más votado del peronismo sacó más votos que el candidato del presidente (Martín Maquieyra). Por eso les pedimos un esfuerzo, volvamos a tomar la calle, expliquemos a los pampeanos que está en juego el destino de la provincia”.
“La discusión es entre los que prometen y los que hacemos, ahora dicen que nos tenemos que ir porque hace 34 años que el peronismo gobierna la provincia, gobernamos porque ganamos las elecciones y lo vamos a seguir haciendo”, añadió.

Sin reforma.
Verna aseguró que Nación “quiere darle la plata de la coparticipación de La Pampa a Buenos Aires, hipotecando nuestro futuro” y advirtió que los candidatos del PRO van a acompañar la idea del gobierno nacional, porque tienen “obediencia de vida”.
“Nosotros tenemos que defender los intereses de los pampeanos”, sentenció seguidamente.
“Nuestros candidatos van a ir al Congreso a defender los derechos de los trabajadores, no van a permitir una reforma como la de Brasil, van a reclamar la plata que nos deben al sistema previsional, y sepan que ‘al carajo la armonización de la Caja civil, docente o policía. Voy a seguir pagando el 82 por ciento, no bajaré las jubilaciones”, acotó.
Siguiendo en esa línea y ante los aprietes de Nación para que armonice la Caja provincial y baje las jubilaciones, el mandatario dijo que “no lo vamos a hacer, por eso necesitamos diputados que se comprometan con los pampeanos”.
Por otro lado, manifestó que los candidatos del PJ si llegan al Congreso rechazarán “el aumento de precios, la inflación, el tarifazo que se viene después de las elecciones, ellos se van a oponer. Los otros van a levantar la manito porque llegan bien a fin de mes. Este es un gobierno de ricos que gobierna para ricos y quieren que los pobres sean cada vez más pobres”.

Sin ayuda.
En su informe de gestión, el mandatario explicó que el IPAV “lleva hechas 38.321 viviendas y llegamos a 40.404 casas si sumamos las que hay en construcción, terminadas y licitadas” y resaltó que “el 40 por ciento de los pampeanos viven bajo un techo construido por un gobierno peronista, por eso nos vota la gente”.
Destacó que todos los pueblos pampeanos tienen “red de agua potable y de gas natural, la mayoría tiene cloacas” y que se están construyendo viviendas en Santa Rosa, General Pico, Toay, Victorica, General Acha, se licitaron en Arauz, San Martín, Bernasconi y Santa Isabel, y se van a terminar otras en Luan Toro y Quetrequén.
“Hicimos el alteo en todas rutas provinciales inundadas y no se nos encajó ningún camión (en referencia a la nacional 35), estamos haciendo escuelas y reparando otras, hacemos obras en toda La Pampa, de cloacas, de agua potable también, un nuevo emprendimiento para los barrios en Acha. Hacemos, y hacemos sin ayuda de Nación”, dijo Verna.

“Si no se animan…”.
El gobernador indicó que “queremos hablar con Nación de que tenemos cortadas las rutas 5, 35 y 188, que no se puede viajar de Santa Isabel a 25 de Mayo por la 151, y apenas si tiraron un poco de asfalto entre El Carancho y Lihuel Calel, y que se está por cortar el Bajo Giuliani, dejando aislada a Santa Rosa; y si no se animan, que me dejen que yo lo hago en menos de 90 días”.
Además, le pidió al gobierno nacional que colabore en la “gobernabilidad de La Pampa” como “lo estamos acompañando nosotros”. También señaló que la provincia “está bien administrada, paga los salarios en término y le sacamos el Impuesto a las Ganancias a los trabajadores. Lo que prometió el presidente lo hicimos nosotros”.
Por otro lado, Verna destacó los sistemas de salud y educación y que “los maestros están entre los mejores pagos del país y nos hacemos cargo de programas y servicios que Nación deja caer, repartimos remedios gratis en los centros de salud cuando el gobierno nacional saca los medicamentos a los jubilados, y ahora vienen por nosotros y nos quieren sacar la plata”.

“Votar al PJ es votar por La Pampa”.
El candidato a diputado nacional por el PJ, Ariel Rauschenberger, planteó ayer la necesidad de “ponerle límites a las políticas centralistas del gobierno nacional que quiere quitarle recursos a La Pampa” y destacó que “es mucho lo que se pone en juego” en las legislativas del 22 de octubre.
“Con convicción y el respaldo de la militancia, queremos ponerle límites a las políticas centralistas del gobierno nacional que nos quiere sacar derechos, y desde Buenos Aires pretenden decirnos lo que tenemos que hacer en La Pampa y nos quieren quitar recursos. Queremos un país federal y eso vamos a defender en el Congreso”, afirmó.
Ante los congresales y demás militantes peronistas que colmaron el Club Estudiantes, Rauschenberger manifestó que “hay mucho en juego” en las legislativas y destacó “especialmente” que el gobernador Carlos Verna “se está poniendo la campaña al hombro, porque lo necesitamos para ganar el 22 de octubre”.
En el inicio de su discurso, Rauschenberger resaltó que el Congreso es “un momento de encuentro entre los justicialistas para mirarnos a la cara, darnos abrazos de fuerza y de contagio para encarar el proceso electoral”. También agradeció a la “militancia que permitió llegar a todos los hogares y los miles de pampeanos que nos dieron un voto de confianza”.
Por otro lado, el actual legislador provincial aprovechó para cuestionar las políticas nacionales de Cambiemos, y desde el escenario montado para la ocasión señaló que “tenemos mucha firmeza para ponerle límite a la inflación, a la desocupación, a los ajustes y a los tarifazos que vendrán después de las elecciones”.
“Es un orgullo y honor que nos hayan dado la posibilidad de representar al PJ para llegar al Congreso, un justicialismo que tiene historia, presente y que mira al futuro”, manifestó Rauschenberger, destacando además que “La Pampa es, fue y será peronista”.
“Nos dicen que a La Pampa le hace falta un cambio-siguió-, y estamos dispuestos debatir y explicarles cómo hicimos la provincia mejor administrada del país, para tener el menor índice de mortalidad infantil, por qué tenemos el mejor salario docente, la calidad de educación y por qué no tenemos villas miseria. Eso se logró porque hubo un gobierno justicialista que se preocupó por la gente, pero no lo hicimos solos, lo hicimos junto a los pampeanos y lo vamos a seguir haciendo porque esa es la provincia que queremos”.

“A representar”.
Además, el candidato peronista manifestó que “vamos a ir a representar a los pampeanos, defender y proteger sus derechos e intereses. Queremos decirles humildemente que necesitamos de su voto, del acompañamiento, de la militancia que recorra cada pueblo de la provincia”.
“Votar por el peronismo, es votar por La Pampa, por todo lo que conseguimos y tenemos, es defender el 82 por ciento que nos quieren sacar, por eso tenemos que poner el máximo esfuerzo, es mucho lo que está en juego”, explicó a los asistentes en referencia a la presión de Nación para que el gobierno provincial baje las jubilaciones.

“Compromiso”.
Al igual que el gobernador Verna y en su intención de sumar todos los votos de las otras listas que compitieron en las primarias de agosto pasado, Rauschenberger también destacó “el respeto” en el que se desarrolló la interna y convocó a militar todos juntos para derrotar al macrismo de Cambiemos.
En ese sentido, destacó: “Nosotros queremos agradecerle también a aquellos compañeros que participaron del proceso interno que fue con respeto. Somos únicamente los candidatos del PJ los que garantizamos la defensa de los intereses de los pampeanos, somos la garantía de eso y a eso vamos al Congreso. Asumimos ese compromiso”.
Dijo que el 22 de octubre “se juega nuestro destino como provincia, el de cada pampeano y cada pampeana. O somos meros espectadores de un destino incierto o somos protagonistas de una nueva gesta histórica como la que el justicialismo supo construir en cada elección, a eso los convocamos”.
“Les pido más que nunca que para esta elección salgamos a militar, a caminar, que fluya en nosotros la mística peronista, los principios de Perón y Evita, y construyamos el gran triunfo que necesita el peronismo” en la provincia, cerró ante los aplausos de la militancia.

Pedido por Santiago.
El Congreso Provincial del PJ pidió ayer por la aparición de Santiago Maldonado, el joven artesano que desapareció hace más de un mes en Chubut, en medio de un operativo represivo de Gendarmería Nacional contra una comunidad mapuche que reclama por sus tierras.
“La desaparición de Santiago Maldonado nos lleva a los argentinos a retrotraernos a las épocas más oscuras que afrontamos como país. Nuevamente hay una causa caratulada como desaparición forzada de persona, que implica al Estado, quien debe asumir su plena responsabilidad en el esclarecimiento del hecho”, se afirmó.
En el escrito que leyó el presidente del Congreso, Fabián Bruna, a propuesta del Consejo Provincial del PJ, también se planteó la necesidad de que la justicia determine qué es lo que ocurrió y “despejar los fantasmas del pasado”.