Verna: “En estas elecciones se pone en juego el destino de la provincia”

De cara a las elecciones legislativas del próximo domingo 22 de octubre y con el objetivo de revertir la derrota en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) ante Cambiemos, el Partido Justicialista realizó este sábado, en el Club Estudiantes de la ciudad de Santa Rosa, su congreso partidario. Los únicos oradores fueron el gobernador Carlos Verna, quien en su discurso fue muy duro con el macrismo, y el diputado provincial y aspirante a diputado nacional, Ariel Rauschenberger.
Del encuentro participaron todas las líneas internas justicialistas. Hubo representantes de la Línea Plural, Convergencia, Nuevo Espacio de Participación (NEP) y ¿la extinta? Compromiso Peronista, y Pueblo Nuevo. También hubo espacios, como “La Cámpora” y el Frente Peronista Barrial, afines al kirchnerismo que decidieron acompañar al “candidato de la unidad”.
Entre las figuras políticas más destacadas estuvieron el presidente del PJ y ex mandatario, Rubén Hugo Marín; el ex gobernador Oscar Mario Jorge, los senadores nacionales Daniel Lovera y Norma Durango; y el vicegobernador Mariano Fernández.
Asimismo, asistieron algunos intendentes como Ariel Rojas (Toay), y Luis Rogers (Lonquimay), entre otros; ministro del gobierno pampeano, funcionarios de primera y segunda línea; y militantes de la capital provincial y localidades del interior.

“Una bandera”.
Verna, reiteró que no va a armonizar las cajas jubilatorias que pide el gobierno nacional. “No voy a ajustar, es el 82 por ciento de acuerdo al salario del trabajador”, dijo ante una multitud.
A su vez, y en relación a las PASO del 13 de agosto, donde el Partido Justicialista sacó menos votos que Cambiemos, aseguró: “Un aplauso para los compañeros que participaron de la interna y no sacaron los pies del plato”. “Ahora la interna ya pasó. Tenemos una sola bandera, la bandera que portaron Perón y Evita”.
“Dicen que nos tenemos que ir porque hace 34 años que gobernamos la provincia, pero estamos porque ganamos todas las elecciones y lo vamos a seguir haciendo. En estas elecciones está en juego el destino de la provincia”, continuó.
En tanto, Rauschenberger pidió un “último esfuerzo” para ganar la calle y sacar la mística peronista. “O somos espectadores o protagonistas”, sostuvo.