Verna encabezó el acto en conmemoración del hundimiento del Crucero General Belgrano

El gobernador Carlos Verna presidió este martes el acto central de conmemoración del 35° Aniversario del Hundimiento del Crucero General Belgrano que se llevó a cabo frente al monumento a los Caídos por la Patria en General Pico.
El Ministro de Gobierno y Justicia, Daniel Pablo Bensusán, el senador nacional Daniel Lovera, el viceintendente de Pico, Osmar García, diputados provinciales y autoridades municipales, junto a veteranos de la Guerra de Malvinas, participaron del acto, que incluyó la entrega de plaquetas a los familiares de los pampeanos Alberto Amesgaray, Daniel Lagos, Hugo Gatica y Jorge Pardou, quienes perdieron la vida en el ataque.
Además, se presentaron ofrendas florales y se descubrió una placa alusiva en memoria de los 323 argentinos muertos en el crimen de guerra.
“Nuestra vida cambió abruptamente ese día. Ya nada fue lo mismo. Hoy decimos que te fuiste a navegar… Todavía esperamos que toquen la puerta y al abrirla estés vos…”, recordó Griselda Amesgaray, hermana de Alberto.
Por su parte el viceintendente García aseguró que el hundimiento del Crucero generó un “antes y un después” en la guerra y “nos reclama seguir insistiendo en la restitución a través de la vía diplomática, especialmente por la memoria de las víctimas. A ellos les cabe el derecho más que nadie porque dieron su bien más preciado, su vida”.
Finalmente, pidió que ese arrojo sea fuente de inspiración para el accionar cotidiano. “Cuando nos roban lo que nos pertenece hace falta hombres con convicciones, con coraje, que sean fuente de inspiración que nos representan sin claudicaciones. Los pampeanos sabemos eso”, cerró.

Bensusán.
Por su parte, el ministro Bensusán recordó que “estos heroicos tripulantes protagonizaron una de las más grandes tragedias de nuestra historia” la cual fue luego reconocida como un crimen de guerra ya que se produjo fuera de la zona de exclusión y pese a que el buque no representaba peligro alguno para los ingleses.
Rememoró que la decisión del gobierno militar de la época de recuperar las islas por la fuerza “expuso a nuestros jóvenes de una fuerza de guerra desigual” y que los pampeanos que “perdieron la vida se inmortalizaron en nuestro corazón”, lo mismo que todos los chicos que, con 19 años entonces, enfrentaron el combate en “condiciones desfavorables, con patriotismo, coraje, compromiso y espíritu solidario”.
“Eso nos genera un dolor pero engrandece su memoria y exalta el respeto que nos provoca. Por eso tenemos que comprometernos a que cada uno de ellos viva en nuestras escuelas, nuestras calles y charlas”, amplió, y destacó que en este sentido, el Gobierno Provincial fue pionero en el país al oponerse a los intentos del Gobierno Nacional de hacer “móviles” feriados por el estilo, como el 2 de abril.
“Esto demuestra nuestro más profundo reconocimiento. La memoria tiene que ser uno de los cimientos de nuestro accionar”, cerró.

Reconocimiento.
En tanto, representantes de los veteranos de guerra distinguieron a Alberto Campo con una plaqueta de agradecimiento por las gestiones que realizó, siendo intendente de General Pico para visibilizar su lugar en la sociedad y, fundamentalmente, devolverles la vida común que la partida a la guerra les había quitado.
“10 años después de la guerra seguíamos escondidos, y un día, siendo intendente, nos preguntó qué necesitábamos. Y nos solucionó los grandes problemas que teníamos como seres humanos, porque nadie nos quería, por ejemplo, dar trabajo. En otras provincias eso no sucedió, así que desde entonces lo consideramos un veterano de Malvinas”, indicó Jorge Gaitán.