Verna quiere un polo turístico entre 25 de Mayo y Casa de Piedra

Continuando con sus reuniones con intendentes de distintos pueblos de la provincia, el gobernador Carlos Verna recibió ayer en su despacho al jefe comunal de 25 de Mayo, Carlos Abel Abeldaño, quien le informó sobre la realidad, las necesidades y el curso de distintos emprendimientos en el pueblo.
Abeldaño, quien lleva adelante su primer mandato en la intendencia, le presentó al gobernador datos sobre la marcha de la producción bajo riego, la caprina y turística, con las cuales busca desarrollar otras potencialidades de la zona, tradicionalmente petrolera.
“Le comenté lo que estamos haciendo con la producción bajo riego, que es importantísima para 25 de Mayo y la provincia. El pueblo tiene condiciones que son inmejorables a nivel mundial, con suelo, agua, toda la infraestructura de riego que brinda el Ente del Río Colorado, ahora está asentado el INTA… Es importantísimo”, señaló. Y amplió: “Ahora hay que traer proyectos de inversión, plata y ganas de trabajar. Queremos que 25 deje de ser el caballito de batalla del petróleo y que la gente pueda vivir de otras economías alternativas”.

Polo.
Al respecto, vale recordar que esta semana, el mandatario recibió a empresarios hortícolas y de viñedos que trabajan en la zona para evaluar alternativas en conjunto que permitan incrementar la producción, lo que acarrearía nuevo impulso para la economía de la región.
Abeldaño destacó también el aumento de la producción caprina y recalcó que se busca fomentar el desarrollo de un polo turístico en el corredor entre 25 y Casa de Piedra. Para eso, indicó que “tenemos gente muy joven que se preparó. Puedo nombrar 15 ó 20 lugares en los que si llevamos gente podrían decir ¡pero cómo no se conoce esto!. Hablo de lugares pintorescos y también históricos. Hay que apostar a que a gente no solo de la provincia, sino también del país conozca eso”.
El intendente agradeció el apoyo recibido por el titular del Poder Ejecutivo en la reunión porque implica una atención a los problemas de una localidad que, por su ubicación geográfica –a 400 kilómetros de Santa Rosa- ha sido usualmente relegada de la agenda política provincial.
“Me voy conforme. Es grato hablar con el gobernador cara a cara porque podemos decirnos las verdades del puebo y de a provincia. Nos llevamos el acompañamiento, nuevas fuerzas, algo que también tiene que ver con el esfuerzo que hacemos para que 25 de Mayo sea un pueblo que responda como tiene que responder”, cerró.