Verna se reunió con “Pino” Solanas por el Atuel

El gobernador, Carlos Verna, se reunió en su despacho con el senador nacional, Fernando Pino Solanas, para interiorizarlo sobre la causa del Río Atuel en busca de sumar apoyos nacionales para que el curso del agua vuelva a nuestra provincia.
La senadora nacional Norma Durango explicó los motivos de la reunión de la que participó también junto a Daniel Lovera como representantes pampeanos en la Cámara Alta.
“Lo interesamos (a Solanas) en la problemática porque es muy importante que él esté empapado de la situación ya que tiene una llegada mediática muy importante y es un cineasta de reconocida categoría. Tenemos que aprovechar eso para que se difunda esta causa de todos los pampeanos”, informó.
En ese sentido, narró, impulsará un proyecto para que se constituya un Comité de Cuenca que trate sobre el tema y que pase a la Comisión de Medio Ambiente. “Además de estudiar y debatir la causa, queremos que La Pampa sea el lugar donde se reúna dicha Comisión”, anunció, para generar “un hecho político que le dé visibilidad a la problemática que necesitamos que conozca todo el país”.
“El gobernador ya ofreció la logística para que esa reunión pueda hacerse en la provincia”, amplió Durango, quien calificó de “injusticia injustificable la resistencia mendocina” a dejar que el río curse a través de su cauce natural. “Y no es sólo del Gobierno de Mendoza, sino también del pueblo mendocino, que yo no sé si tiene en claro la violación a los derechos humanos que se está haciendo con este tema que provocó una desertificación y una emigración insostenible” en distintos pueblos del oeste.
Finalmente, remarcó que mantiene charlas con los sus pares mendocinos para presentarles este reclamo al que el Gobierno trata de darle visibilidad a través de diferentes formas. “Hablo con el senador Cobos. En el Gobierno anterior de Carlos Verna mantuvimos un entredicho en ocasión de la presentación del Paso Pehuenche, cuando él hablaba de la hermandad necesaria entre dos países (Argentina y Chile) y yo le planteé que la hermandad había que empezarla por casa, entre las provincias argentinas. El sabe bien del problema”.