Verna y Altolaguirre anunciaron la contratación de una consultora para avanzar en el saneamiento de Santa Rosa

El gobernador, Carlos Verna, acompañado por el administrador del Enohsa, Luis Jahn, y el intendente Leandro Altolaguirre anunciaron este martes la contratación de un trabajo de consultoría para avanzar en el Plan de Saneamiento Ambiental de Santa Rosa. El ministro de Obras Públicas, Julio Bargero, el administrador provincial de Agua, Julio Rojo, el ingeniero Raúl Crespillo, el secretario de Obras Públicas de Santa Rosa, Mario Cortina, y el diputado provincial Jorge Lezcano participaron también del anuncio.
El trabajo consistirá en un análisis de situación sobre el estado en el que se encuentran los sistemas de agua potable, cloacas y desagües pluviales en la capital y la diagramación de las tareas pertinentes para solucionar los problemas, al igual que para hacer descender las napas freáticas, otro de los requerimientos. Además, el trabajo implicará actualizar el Plan Director de dichos servicios para “proyectar” el crecimiento de la ciudad durante los próximos 30 años, a fines de evitar que se repitan los inconvenientes que hoy se suscitan en la capital y Verna definió en su momento como “una deuda histórica del Gobierno provincial con Santa Rosa que voy a pagar como gobernador”.
“La consultoría analizará el estado en el que se encuentran los sistemas y la infraestructura para, a partir de ahí poder proyectar las soluciones definitivas y también encontrar nuevos cuencos en los que se puedan verter los excesos de agua que se produzcan ya que para solucionar el tema de las napas freáticas será necesario bombear”, explicó Jahn, quien estimó que en el transcurso de 30 días se presentarán las propuestas técnicas y económicas para llevar a cabo los estudios, que serán financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo. Los trabajos propiamente dichos comenzarán en 2017.
Verna expresó que “los plazos se reduzcan todo lo posible”. La semana pasada, el mandatario ya anunció el inicio de las obras de mitigación que el Gobierno provincial llevará adelante para colaborar con la solución. Dichas obras, vale recordarlo, serán financiadas por la provincia –si se logra que lo haga el BID el dinero se utilizará para otras – y tendrán un costo total de 300 millones de pesos.
“Son obras que, si bien tienen el nombre de mitigación, serán definitivas” y se harán atendiendo a las necesidades del plan general”, indicó el gobernador, quien destacó que “el trabajo de la consultoría permitirá proyectar la ciudad para 20 ó 30 años, porque analizará las áreas en las cuales se prevé la expansión de la ciudad y ver, desde el punto de vista freático, hidráulico y de escurrimiento, si hay problemas potenciales y su solución”.
Más adelante agradeció “al Ministerio del Interior, porque cuando le planteamos el problema de Santa Rosa, (el ministro) Frigerio nos dijo que le iba a dar prioridad a dos ciudades: Santa Rosa y Bariloche.
También al subsecretario de Recursos Hídricos (Pablo) Bereciaruta y a Jahn porque siempre nos atendieron. Formulamos en conjunto con la Municipalidad los términos de referencia, ellos los corrigieron y los mandaron al BID y ya los aprobó. Están las consultoras elegidas y estamos en la financiación del Plan. Como se sabe, la posibilidad de financiación de esto excede la capacidad de la Municipalidad y el Gobierno provincial, así que el Nación se hizo cargo. Estamos trabajando en conjunto”.
Por su parte, Altolaguirre agradeció el apoyo que recibió desde el Gobierno provincial desde el principio de su gestión y admitió que “las necesidades de la gente son de ayer, y las soluciones para el futuro”, pero defendió el accionar porque “si no se hacen” los estudios pertinentes se corre el riesgo de tener que hacer nuevamente las obras en el corto plazo ya sin el apoyo de entidades como el BID, algo fundamental por la magnitud del costo de las mismas.

Compartir