Violaron a una mujer con una tonfa policial

A PLENA LUZ DEL DIA EN EL PLAN 3000

La mujer de un ex policía fue atacada por dos desconocidos que el jueves de la semana pasada ingresaron a su vivienda del Plan 3000 y luego de atarla, la golpearon, le provocaron heridas y abusaron sexualmente utilizando una tonfa o bastón policial. El hecho ocurrió cerca de las 10.30 de la mañana mientras la mujer -que tiene 38 años- estaba sola en el domicilio, que casualmente, está ubicado a pocas cuadras de la Delegación Norte de Unidad Regional I.
Fuentes judiciales informaron a este diario que los intrusos “ingresaron por la puerta principal de la casa, segundos después de que la víctima despidiera a una amiga” y que “la puerta (que solo puede abrirse del lado de adentro) había quedado mal cerrada”.
“La sorprendieron de espaldas. Ella no escuchó ningún ruido previo porque tenía la música alta. Tampoco puede observarse nada en los registros de las cámaras de seguridad del lugar porque están apuntando para otro lado”, informó la fiscala Leticia Pordomingo, a cargo del caso.

Llamado.
Una vez adentro del domicilio, los delincuentes redujeron a la mujer y la ataron de pies y manos en uno de los dormitorios. Allí comenzaron a exigirle que les diera la plata de una indemnización que el marido ex policía estaba por cobrar por un juicio que le ganó al Estado provincial. Después, tomaron la macana que en su momento fue parte de las herramientas de trabajo del hombre y abusaron de la mujer provocándole heridas externas e internas.
“El marido recibió el llamado de la mujer. Después, él mismo la llevó al Lucio Molas adonde fue atendida por personal médico. La mujer estaba en un grave estado de shock. Finalmente, ese mismo día, los profesionales le dieron el alta.
Hasta el cierre de esta edición ninguno de los responsables fue identificado. Tampoco la División Criminalística, que trabajó en lugar, pudo recolectar huellas y rastros sustanciales para dar con los criminales. Tampoco los vecinos vieron, ni oyeron nada sospechoso.

Sospecha.
Otras fuentes abocadas a la investigación del caso señalaron que en un primer momento “la policía negó el caso” y que posteriormente “quisieron hacerlo pasar como un robo cuando en realidad los dos criminales no se robaron nada”.
Ante la pregunta si el hecho podría ser considerado de un ajuste de cuentas, atento a que no hubo robo y que los desconocidos utilizaron una tonfa para abusar de la mujer (algo que podría verse como un mensaje mafioso), la fiscala Pordomingo dijo que hasta el momento “no hay nada, ninguna prueba que haga considerar esa posibilidad” aunque anteriormente el marido de la víctima “tuvo denuncias con otras personas por amenazas”.