Vivía en el castillo de Harry Potter y se mudó por la invasión de turistas

El duque de Northumberland, Ralph Percy, decidió mudarse junto a su familia hasta el invierno boreal a una residencia mucho más reservada cerca del límite con Escocia. En su mansión, Alnwick Castle, se filmaron escenas de las películas del mago y de la serie Downton Abbey.
El noble reveló su deseo de privacidad en una entrevista con la revista Tatler, según el Daily Telegraph, en la que se queja de una situación ya “insostenible” debido al continuo vaivén de fanáticos del mago creado por J.K. Rowling, consignó la agencia Ansa.
Además de las molestias que ocasiona la continua llegada de turistas, no son menos importantes los costos de mantenimiento de la monumental estructura, que rondan los 1.8 millones de libras al año (2.3 millones de dólares) que hacen menguar los montos que recibió de herencia.