“Quiero que toquemos fondo”

El ex candidato a intendente de Santa Rosa, Raúl Ortiz, volvió a criticar la gestión del intendente Leandro Altolaguirre a quien le pidió “más diálogo”. El ex funcionario difundió, como hizo meses atrás, un duro mensaje en su cuenta de Facebook.
“Como duele, 200 días y seguimos contando, y tal cual lo vienen diciendo la gran mayoría de los santarroseños, ni siquiera seguimos igual, venimos cayendo y la verdad es que quiero que ya toquemos fondo para que por lo menos tengamos la esperanza de comenzar a despegar. Los invito a mirar los boletines y noticias oficiales de nuestra querida Municipalidad y dan pena leerlo, solo obras de alumbrado y gas (las primeras llevadas adelante por la CPE y la otra por una empresa privada de construcción), cuatro licitaciones públicas en todos estos meses pero no leemos nada que al menos intente mitigar el mal estar, la angustia, la impotencia de vivir en una ciudad que estalló y que no se hace nada por ayudar a los vecinos”, escribió. Y agregó: “He recorrido la ciudad intentando encontrar máquinas trabajando, controles, inspecciones, funcionarios en los barrios pero no tuve éxito por ahí están y yo no tuve la suerte de encontrarlos”.

Cambiemos.
Ortíz continuó en su red social: “Leía en una revista de aquí a nuestro intendente y afirmaba ‘me siento parte de Cambiemos’ y por el accionar sin lugar a dudas debería compartir lo que este Gobierno nacional encabezado por Macri le hace a la gran mayoría de los argentinos exceptuando claramente al sector más rico y castigando a los que trabajan para ganarse el pan cada día”.
Para Ortíz, “lo que estaría bueno es que el Gobierno nacional lo sienta parte de Cambiemos a nuestro intendente y que de una vez por todas comiencen a llegar alguna de las inversiones con las que nos vienen ilusionando, son tantos millones, tantos ceros pero hasta el momento no vinieron ni monedas, creo que ya están abusando de la buena fe de los vecinos con anuncios que no existen. Lo único que funcionaba era la recolección de residuos, hasta el barrido ha comenzado a fallar y tenemos una ciudad sucia como nunca hemos imaginado, contaminada, de negocios sin habilitaciones (por no ponerse a pensar en como agilizarle los trámites a los vecinos), de construcciones sin permiso, de un tránsito descontrolado, de comedores cerrados, de niños y abuelos que no tienen lugares para ir, reunirse, compartir, desarrollarse, de adolescentes sin control, espacios verdes descuidados, canales sin limpieza, sin una mano a la gente que lo necesita, pero nobleza obliga los responsables no son los empleados, son sin dudarlo los funcionarios que no están comprometidos con la gestión y que no saben conducir a grupos de trabajo”.

Compartir