Ziliotto propuso cambiar la ley de Compre Trabajo Argentino y ponderó el proceso de sustitución de importaciones

“En medio de una política oficial de apertura de importaciones, es necesario fortalecer la industria y el trabajo local a través de herramientas legislativas”. Así resumió el diputado pampeano, Sergio Ziliotto, la iniciativa que modifica las condiciones que debe cumplir el Estado nacional al momento de gastar dineros públicos.
El legislador pampeano envió un comunicado de prensa a todos los medios provinciales. “El trabajo argentino está cada vez más golpeado por la creciente eliminación de aranceles a bienes de producción foránea y por su consecuente ingreso al país. Debemos fomentar la sustitución de importaciones. Y más aún cuando se utilizan dineros públicos. Ello derivará en mayor actividad para la industria nacional y, subsidiariamente, un incremento en la recaudación del fisco debido a que la carga impositiva que pesa sobre todo el proceso productivo local representa mínimamente el 30% del precio y esa carga no la tienen los productos que ingresan del exterior”, manifiestan los fundamentos de la iniciativa parlamentaria del diputado.

Modificaciones.
En tal sentido, se proyectan tres modificaciones sustanciales a la redacción actual de la Ley 25.551.
La principal reforma es reducir la participación del componente importado en la fabricación de un bien para que sea considerado “de origen nacional” por la Ley 25.551 de Compre Trabajo Argentino y, por consiguiente, tener prioridad en las compras y contrataciones del Estado nacional. Así, el valor de las partes importadas no podrá superar el 30 % (en la actualidad es del 40 %) del valor final del bien producido o extraído en este país.
En segundo lugar, la intención es sumar más sectores obligados. En la actualidad lo son la administración pública nacional, todos sus organismos, sus empresas y las sociedades privadas prestadoras, licenciatarias, concesionarias y permisionarias de obras y de servicios públicos. El proyecto incorpora las empresas privadas que, si bien tienen licencia para ejercer una obra o servicio que no es un servicio público, adquieren relevancia tanto por el servicio prestado como por la magnitud económica de su negocio -prestadores de telefonía celular, de internet, titulares de explotaciones mineras, petrolíferas o energéticas, entre otras.
Por último, se fijan mayores sanciones a quienes incumplen esta normativa, principalmente para las empresa privadas ya que mientras que los organismos públicos cumplen habitualmente con el Compre Nacional, muchos de los concesionarios de servicios públicos no lo hacen y recurren a diversos artilugios para incumplir la Ley de Compre Trabajo Argentino.

Nacional.
De acuerdo con Ziliotto, el Compre Trabajo Argentino es un instrumento jurídico que prioriza la industria nacional en las compras que realizan el Estado nacional, sus organismos y las empresas prestadoras de servicios públicos. Su génesis exige que al usarse recursos públicos se facilite la compra de productos de industria nacional, siempre que estos cumplan con las especificaciones técnicas necesarias y su precio sea comparable al de un producto importado equivalente.
Contrariamente a lo que suele invocarse para descalificarla, esta ley no promueve la compra de productos más caros o que no satisfagan los stándares internacionales de calidad. Por un lado, se utilizan dineros de toda la sociedad y es la misma sociedad que se ve beneficiada a comprarse un bien nacional, y por el otro, la industria local ha demostrado capacidad para competir con el mercado internacional de alta tecnología.
El análisis de la importancia de las compras públicas no solo debe centrarse en la magnitud de los recursos involucrados, sino principalmente en las relaciones que el Estado establece con todos los diferentes actores sociales: los empresarios, los trabajadores y los ciudadanos en general.
Las políticas acerca de las compras públicas deben ser herramientas de desarrollo. Su formulación y su implementación no pueden circunscribirse a una simple cuestión técnica: su mejor o peor funcionamiento impactará directamente en la calidad de vida de los ciudadanos por sus múltiples implicancias económicas, sociales y ambientales.
El diputado nacional por La Pampa expresó la necesidad que este tema tenga un pronto abordaje, por lo que impulsará su tratamiento en la Comisión de Obras Públicas, que él mismo preside.

Compartir