miércoles, 13 noviembre 2019
Inicio Comercial Lácteos Luz Azul abrió sus puertas en Santa Rosa

Lácteos Luz Azul abrió sus puertas en Santa Rosa

Lácteos Luz Azul abrió sus puertas

El viernes pasado, a las 18 abrió sus puertas un nuevo local de la franquicia de Lácteos Luz Azul, con una degustación de picadas con diferentes variedades de quesos y un show al público en la tradicional esquina de las Avenidas Luro y Argentino Valle.


La franquicia, nació en la localidad bonaerense de Azul en su fábrica láctea de la Cooperativa Eléctrica. De allí su nombre. Su dueña Gabriela Benac, junto a su socio, Ismael Bracco, estuvieron presentes en la inauguración de su local Nº 27 en nuestra ciudad y dialogaron con La Arena sobre su apertura .

En Santa Rosa.

“Sergio Ruppel fue quien tomó la iniciativa de emprender en esta época, que no es de las mas fáciles, haciéndose cargo de esta franquicia en la ciudad”, destacó.
A su vez, dijo que elaboran una amplia gama de productos. La línea de blandos (cremoso con y sin sal) , semiduros (Sardo, Provolone, Reggianito Parmesano y la mozzarella) es nuestro fuerte y duros (Pategrás, Fontina, Gouda, Gruyere y saborizados). También fabrican dulce de leche en sus dos variedades, familiar y repostero. Asimismo, el comercio cuenta con gran variedad de fiambres, panes, tapas de empanadas, bebidas y snacks de todo tipo.
En cuanto a las ventas, señaló que tienen dos listas de precios. Venta al público, minoristas y mayoristas con importantes descuentos que llegan hasta el 25 por ciento.
La empresaria detalló que luego de abrir la sucursal en Santa Rosa abrirán en aproximadamente 60 días en la localidad de Roque Sáenz Peña, Chaco, en Salta y en Tucumán. “Salimos para el norte del país y este año nuestro principal desafío es federalizar la marca”.
“Nosotros no venimos a competir, sino a generar empleo. A sumar y a que la gente tenga la opción de elegir precio y calidad.
La empresaria subrayó que la franquicia generó empleo para cinco personas, que a su vez generan trabajo de manera indirecta. “Compramos los insumos y contratamos a los profesionales para la apertura a toda gente de Santa Rosa. Somos parte de una cadena que busca progreso y generar empleo”, destacó.

Emprender.

En 2012, Benac se retiró de la empresa familiar para comenzar su propio emprendimiento y se trasladó a la vecina ciudad de Azul.
Allí se encontraron con la fábrica de la cooperativa que transitaba una situación crítica, entonces, junto con su socio, “pusieron pasión y tomaron el desafío de sacar a la empresa adelante”. “Había que saber fabricar quesos y lo más importante, había que saber venderlos. Creo que la mejor forma de comercializar, es cuando estás cerca de la gente. Arrancamos con nuestro propio local en Azul y en Olavarría. Una vez que demostramos que el modelo funciona, seguimos creciendo. Hace cuatro años armamos un modelo de franquicias con el sistema de “llave en mano”. Y hoy tenemos presencia en: City Bell, Villa Crespo, Caballito, Villa Urquiza, Flores, Vicente López, Concordia, Tigre, La Plata, Campana y General Pico y ahora Santa Rosa, de la mano de la familia Rupel que empezaron con la de Pico”, concluyó.