Arte santarroseño en la pared

SE REALIZO LA PRIMERA EDICION DE LA PINTADA FEDERAL DE AMMURA

Bajo la coordinación de Mónica Arribillaga, muralistas y artistas locales participaron durante el fin de semana de la primera edición de la Pintada Federal “Ammura festeja”, cuya organización estuvo a cargo de la Agrupación de Mujeres Muralistas de Argentina (Ammura). La actividad se llevó a cabo en todo el país.
En la capital pampeana, se realizaron intervenciones artísticas en el barrio San Cayetano, en la esquina de las calles Quintana y Centeno; y en la calle Junco entre Alemania e Italia; entre otros sectores de la ciudad.
La actividad contó con la participación de más de 300 muralistas de todo el país y además de Santa Rosa se replicó en Santa Fe, Córdoba, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, La Plata, Mendoza, Tucumán, Santiago del Estero, San Juan y Neuquén, entre otras ciudades.
Ammura es una agrupación que se propone generar una comunidad entre las mujeres muralistas de todo el país. Uno de sus objetivos es visibilizar su trabajo. Al mismo tiempo, denuncia la injusticia y la desigualdad en las convocatorias por parte de las instituciones y organizadores de proyectos de arte urbano o muralismo, que a su vez producen una gran inequidad salarial y precarización laboral para las mujeres que se dedican a la profesión de las artes.
El colectivo nació como una iniciativa para defender derechos laboral de las mujeres muralistas en Argentina desde una perspectiva de género y como un espacio para debatir, entre otras cuestiones, experiencias e ideas acerca del lugar femenino en el mundo laboral del arte mural.

Exigencias y logros.
Cabe recordar que en marzo, varias muralistas porteñas fueron convocadas a participar de un evento en el cual no solo ofrecían precarias condiciones laborales, sino que también se enteraron que ofrecían la mitad del presupuesto por pintora en relación a la edición anterior donde participaron hombres.
A partir de ese hecho, comenzaron a reunirse regularmente. En la actualidad, Ammura está conectada por redes con las mujeres muralistas de todo el país.
En cuanto a los reclamos, la agrupación exige un 50 por ciento de participación de mujeres en todos los eventos, proyectos y obra público con apoyo estatal a través de concursos abiertos con jurados rotativa con 50 por ciento de mujeres.
En ese contexto, resaltaron que la inequidad en el ámbito laboral de las intervenciones promueve la precarización laboral de las muralistas. Por lo tanto, exigen que haya paridad salarial ya que cuando las mujeres logran participar de estos eventos y proyectos, le son asignados los muros más pequeños y por ende los menos remunerados.

Legitimidad del reclamo.
Ammura considera necesario que el relato pictórico de las mujeres también ocupe el espacio público y no sea solo monopolio de los varones, ya que esto atenta contra prácticas democráticas.
En relación a los logros, ha conseguido legitimidad del reclamo a nivel nacional e internacional mediante la atención de los medios nacionales e internacionales. De este modo tanto desde el sector público como del privado ha comenzado a considerar un cupo del 50 por ciento de mujeres a la hora de contratar muralistas.