Blum: “Es una obra para sentir”

LA ACTRIZ SE PRESENTA ESTA NOCHE EN EL TEATRO ESPAÑOL

La obra de teatro “Yo amo a Shirley Valentine” se presentará hoy a las 21.30 en el Teatro Español, con la actuación de Betiana Blum, quien encarna el personaje de una ama de casa inmersa en la rutina y la soledad del hogar. Cansada de dialogar con la pared, decide cambiar el rumbo de su vida y empezar a pensar el vivir el presente, acordándose de sí misma.
“Es una obra realmente muy bella. Tiene unos años y sin embargo se sigue representando y se ha convertido en un clásico, porque toca un tema que es muy moderno: cuando uno se olvida de uno mismo”, explicó la actriz en entrevista con LA ARENA. “Cuando uno se olvida de uno mismo, la vida pierde sentido, pierde brillo. La obra está contada magistralmente por el autor porque lo personaliza en una ama de casa”, contó.
La puesta comienza cuando esta mujer, Shirley Valentine, llega de hacer compras y se pone a pelar papas y a hablar con la pared; hace años que habla con la pared. Tiene a su marido, pero él tiene sus horarios y actividades, y ya prácticamente no tienen temas en común.
“Los hombres se ríen a carcajadas. Mientras ella pela las papas y habla con la pared, toca los temas que te puedas imaginar; el sexo, el descubrimiento del clítoris, lo que le tocó vivir a ella por su generación”, continuó la actriz. Pero de repente, una amiga la invita a viajar a Grecia.

Para sentir.
“Es una hora y media de risa, pero hay un momento que toca el corazón. Mucha gente me hace comentarios, es una obra que muestra cómo nos vamos quedando, cómo está puesto el valor de la vida, de las cosas y de uno mismo, en el afuera; en cómo te ves, en lo que tenés, y no en lo que sos. Valorar que estás vivo”, analizó Blum.
Se trata de una puesta que lleva un año y medio en cartel y a la cual el público disfruta porque “habla de la verdad, dice la verdad de forma sencilla; no es una obra para pensar, es una obra para sentir”.
La artista se encargó de aclarar que más allá de estar contado a través de una ama de casa, la obra aborda un tema del ser humano en general. “Hay una etapa de la vida en que todo brilla y todo es posible y de pronto parece que ya está todo hecho, que ya no hay nada que tenga un sentido”, describió. Y finalizó relatando un momento de la obra en que Shirley se describe a sí misma, y dice: “Si yo me viera en este momento diría, ‘esa mujer está bien, no es una mujer notable, no va a figurar en ningún libro de historia, pero está viva, está presente en el momento que está viviendo’, que es una descripción muy moderna”.
Betiana Blum fue protagonista de decenas de éxitos, incluso algunos que se convirtieron en hitos con el paso del tiempo, como la película Esperando la carroza. “La gente la ama, es de culto, y cuando la hice lo pasé bárbaro, éramos un grupo de actores hermoso, el libro era divertido y el director, maravilloso”.

Compartir