Cali Suárez y Silvia Massman premiados en el Festival Nacional de la Huella

El Festival Nacional de la Huella fue organizado por el ballet Amancay el domingo pasado y se realizó en el Club Argentino, donde compitieron, en diferentes disciplinas, grupos de baile de nuestra provincia, de Córdoba, de Buenos Aires, de Río Negro, entre otras localidades.
En representación de La Pampa bailaron los ballets Mamüll Mapú, Tierra de Baguales, La Yesca, Flor Pampa y grupos de General Pico, Castex y otras localidades.
Los bailarines santarroseños Cali Suárez y Silvia “Pity” Massman, del grupo Flor Pampa, fueron ganadores del 1º Premio en Pareja Raíz Folclórica y del 1º Premio en Pareja de Danza Libre.
De manera individual también se llevaron varios premios. Suárez ganó como Mejor Bailarín en Huella y como Revelación Masculina, además del 3º Premio en Malambo. Por su parte, Massman obtuvo el premio Revelación Femenina entre todas las categorías; infantil, adultos y mayores.
Actualmente, estos dos bailarines están a cargo del ballet municipal y realizan talleres de danza en el Centro Municipal de Cultura. La idea de este ballet es sumar bailarines de los diversos grupos y conformar un ballet a nivel nacional con poder de competencia para llegar a ganar importantes certámenes como Cosquín. “Los mejores bailarines de acá están repartidos en los diferentes grupos, sería bueno unirnos como delegación pampeana, como lo hicimos en el bicentenario que nos fue muy bien”, comentó Cali.
Además, sus proyectos se centran en llegar al objetivo de participar en el Pre-Cosquín en el rubro Pareja de Danza como representantes de La Pampa. Cali y Pity trabajan para la Municipalidad de Santa Rosa dando clases de danza con el objetivo de formar un ballet estable municipal que tenga en el futuro una remuneración.

Bailarines.
Carlos “Cali” Suárez comenzó su carrera a los 16 años bailando en el ballet Mamüll Mapú hasta que 8 años después quedó a cargo del grupo por la partida de su director. Unos años más tarde, formó su propio ballet, Flor Pampa, junto a Silvia “Pity” Massman.
Aunque actualmente el ballet no se encuentra en competición, Cali y Pity permanecen dando clases y con la mirada puesta en la pareja de danza.
Por otra parte, Silvia comenzó en el grupo “El Chúcaro”, luego pasó por el ballet Mamüll Mapú, hasta que abrió Flor Pampa junto a su pareja. Actualmente dicta clases en el Centro Municipal de Cultura junto a Suárez, además de ser su pareja en la vida y en la danza.