Celebraron el Día del Libro en el CMC

Se celebró ayer “el Día del Libro” en la ciudad con actividades que reunieron a estudiantes de todos los niveles, en torno a su interacción con los libros. La jornada se realizó en homenaje a “La fiesta del libro”, denominada así en 1944, según lo expresó el responsable de Educación de la Municipalidad de Santa Rosa, Sergio Di Matteo, desde el CMC.
El funcionario informó que “junto con profesores y artistas, en un trabajo interdisciplinario, quisimos festejar de nuevo el día del libro o la Fiesta del Libro como se llamó en un primer momento, allá por 1908. En 1944 quedó instaurado como el Día del libro”.
Di Matteo agregó que “la idea era justamente recuperar y resignificar el valor que tiene el libro. Consideramos un buen momento para rescatar lo que es el libro, porque conciliamos con las políticas de Estado que se realizan a nivel nacional con su recuperación”.
Además, celebró que Argentina “haya recuperado ese valor intangible de liderar la producción con editoriales muy importantes”; algo que se había perdido con el neoliberalismo. “En estos últimos 12 años se recuperó y se resignificó el valor del libro además de recuperar fuentes laborales”.
También reconoció que “el Ministerio de Educación ha llevado adelante una política muy importante y desde el 2004, se han distribuido en colegios de todo el país, 77 millones de libros y el año pasado, se lanzó la biblioteca Juan Gelman. Una colección de libros de poesía de 80 volúmenes que se repartió en colegios secundarios e institutos de formación docente”.

Autores.
Di Matteo rescató la presencia de escritores locales en dicha colección como Olga Orozco y Juan Carlos Bustriazo Ortiz. “Por eso pensamos para este día del libro esta biblioteca como eje, ubicando al libro como el lugar donde se resguarda la historia pero además es un espacio lúdico”, describió.
La actividad se realizó durante la jornada de ayer: de 9 a 11.30 participaron alumnos del nivel inicial y primario y desde las 14 a 16.30 lo hicieron estudiantes secundarios. Contaron con la colaboración de la biblioteca popular “Raúl D’Atri” junto a la del colegio secundario Manuel Belgrano.