Desde la Rural hasta Palermo

Desde Santa Rosa al país: Pampa Mía bailará el 24 de julio en la Exposición Rural de Buenos Aires. “Estos eventos nos abren las puertas a nivel nacional”, dijo Eduardo Dubié, presidente de la escuadra.
La escuadra de Arte Ecuestre santarroseña Pampa Mía, destacada a nivel provincial y nacional por sus destrezas con caballos criollos y la presentación de bailarines del Ballet Amancay, fue convocada para participar, por segundo año consecutivo, en una nueva edición de La Rural de Palermo en Buenos Aires. La cita será el domingo 24 de julio a las 17, horario central en el cual se espera gran cantidad de concurrentes.
Conformada en julio de 2012, a pedido del gerente de la Asociación Agrícola Ganadera de Santa Rosa, Laureano Coronel, quién tenía como objetivo mostrar un espectáculo diferente en la Exposición Rural de esta ciudad, la agrupación fue ganando prestigio entre propios y extraños luego de cada presentación. Fundada por un grupo de amigos, a los cuales los reúne su pasión por los caballos, Pampa Mía comenzó con ocho jinetes y aproximadamente 30 bailarines. Hoy, cuatro años después de aquella reunión, suman un total de 36 presentaciones en diversas localidades pampeanas y del oeste bonaerense, destacándose en exposiciones, fiestas criollas y festivales de renombre, como la Fiesta Nacional del Caballo y la Tradición, en Ingeniero Luiggi y el Festival de Doma y Folklore de Jesús María. Actualmente cuenta con 18 jinetes -hombres, mujeres y dos niños de 11 y 12 años- y casi 60 bailarines.

Orgullo.
El presidente de la escuadra, Eduardo Oscar Dubié, confeso amante de los caballos y de las tradiciones gauchescas, manifestó que “es un orgullo para nosotros haber sido convocados nuevamente para bailar en la Rural”, destacando, por sobre todo, el esfuerzo que desde la agrupación realizan: “Todo esto se hace con nuestros caballos, ensayando tres veces por semana -martes, miércoles y jueves de 20 a 22.30- en el predio de la Agrícola Ganadera”, expresó Dubié y añadió que “los bailarines, a pesar del frío, se acoplan a ensayar con nosotros”.
Respecto a la diversidad de edades de las personas que integran el staff de la escuadra, el presidente reconoció que “sirve para que no se pierdan las costumbres, y la significación de lo que es el caballo”.
El 9 de julio, con motivo de conmemorarse el Día de la Independencia Argentina, harán un adelanto de sus destrezas en Winifreda. No van a ir con todo el “equipo”, porque cuando las distancias son cortas el despliegue de personal es menor. Pero esto no influye en la calidad de la exhibición, según dijo.

Exhibición.
Con el pabellón nacional siempre presente y al frente de la escuadra, son acompañados de la voz de Jorge Fernández, que relata en tiempo y forma lo que ocurre sobre la pista. Para bailar una Zamba o una Chacarera. Quizá un Escondido. Si es Folklore argentino, se baila. Luciendo siempre ponchos y vestidos de colores. Dispuestos a brindar el mejor de los espectáculos se hacen paso los jinetes y bailarines. Un show de 50 minutos continuado que necesita de un espacio de 40 a 80 metros y que, en palabras de Dubié, es la única escuadra que muestra la danza del Ballet y la destreza del caballo (y su jinete).
Un trabajo que integra al humano y al animal. Que los acerca y les hace perder el miedo que se tienen mutuamente. La escuadra Ecuestre Pampa Mía hace que una persona baile con un caballo cara a cara. Por esto, y por mucho más, “estamos capacitados para hacer una presentación a nivel nacional”, sentenció Dubié.

Compartir