Inicio Culturales Dos cuentos pampeanos serán cortos

Dos cuentos pampeanos serán cortos

En la sede de la Secretaría de Cultura de La Pampa se realizó formalmente la cesión de derechos de dos cuentos que se convertirán en producciones cinematográficas, de la mano de estudiantes de la Escuela de Cine que funciona en San Martín de los Andes y que también funcionará en Neuquén capital a partir del 2020.
La secretaria de Cultura, Adriana Maggio, la directora del área Artística, Malva Roldán, el vicedecano de la Escuela Nacional de Realización Cinematográfica de la subsede de la región Patagonia Norte, Martín Ferrari, el periodista y escritor, Luis González y el docente Osvaldo Campanari llevaron a cabo la firma de cesión de derechos en las instalaciones del Centro Cultural Medasur.

Dos de setenta.
Maggio explicó que los cuentos se convertirán en historias «que formarán parte de las tesis finales de los estudiantes. La convocatoria fue a toda la región y La Pampa tuvo una nutrida concurrencia. El año pasado fueron tres cuentos seleccionados, este año son dos. Esto demuestra que el arte, además de lo que nos muestra, refuerza los vínculos de las personas», consideró.
Martín Ferrari destacó la difícil labor de llevar adelante la selección de los cuentos ganadores, «fueron 70 cuentos que nos llegaron desde La Pampa, todos de calidad literaria, por ello fue una ardua selección. Estamos muy contentos. Además en nuestra escuela contamos con una estudiante de Realicó, pueblo originario de uno de los ganadores: el periodista Luis González», manifestó.
«Predicciones», es uno de los cuentos ganadores y corresponde a Luis González quien señaló «es un cuento con ciertos guiños de manera explícita e implícita, con cuestiones que tienen que ver con Realicó. Yo amo La Pampa y amo Realicó. El cuento tiene que ver mucho con la vida de pueblerina. Me generó mucha emoción la adaptación que hicieron los chicos. Estoy muy contento», concluyó.
Osvaldo Campanari, autor del cuento «Duelo sin padrino», señaló «es un relato inspirado en el cuento Pampa de Furia. Lo escribí en un fin de semana. Luego llegó el tiempo de corregirlo y mejorarlo. Creo que es acertado porque es un cuento que tiene implícita su mirada cinematográfica», sintetizó.