Inicio Culturales El artesano que con 79 años repara instrumentos musicales

El artesano que con 79 años repara instrumentos musicales

"EMPECÉ PORQUE NO HABÍA NADIE"

Con 79 años y levantándose todos los días a las 6 de la mañana, el artesano Bonifacio Herrera, brinda un servicio que por un lado le genera un ingreso económico y por el otro, soluciona inconvenientes a muchos que utilizan un instrumento musical como el bombo.

Nació en Cuchillo Co y a los 22 años se instaló en Guatraché. «Empecé a trabajar en los curtidos de cuero, todo a mano, hasta que entré en Vialidad Provincial», explicó. De todas maneras, siguió esa actividad como algo extra.»Hacía curtido de cueros, quillangos, cojinillos para el campo, alfombras, botas de potros para los domadores, todas esas cosas hacía cuando trabajaba en Vialidad.

«Después de que me jubilé, en principio abrí un lugarcito para afilar cuchillos y le dije a mi esposa que iba a empezar con los bombos, porque no había nadie acá, había que llevarlos a Bahía Blanca, me taparon de trabajo enseguida. Ahora nomás me trajeron 15 bombos, todos de cultura de Abramo y General San Martín», contó el artesano.

Herrera explicó que realiza toda reparación de bombos, cambio de sogas, cambio de tapas, etc. «El cuero para los bombos no va curtido, va crudo, va lavado, después lo limpio con alcohol de quemar para sacarle toda la grasa, uso harina para sacar la grasa, los limpio bien y los voy guardando. Compro los cueros de chivo, se puede usar el cuero de cordero también, pero lo usan más cuando tocan la guitarra con las baterías esas, porque dicen que suena más grueso, no retumba tanto como el cuero de chivo», aseguró.

Finalmente dijo que nadie le enseñó nada, «aprendí solo. Hay veces que me acuesto a la noche y digo…tendría que hacer esto, lo pienso unos minutos y al otro día cuando me levanto ya sé cómo lo voy a hacer. Es un trabajo que el artesano tiene que sacarlo de su propia cabeza, yo no sé leer, apenas firmo» concluyó.