Estrenaron el videoclip “Tal Mar”

FILMARON EN ALGARROBO DEL AGUILA Y PUELEN UN TEMA DE CATALINATOM

Un juglar y su guitarra llegan a pie a un extenso salitral. El desierto, interpretado por Fermín Acuña, se hace imagen con sus manos resecas y agrietadas por la sequía, el sol y el viento de la llanura. El pueblo ranquel aparece en su vestimenta y le da un sentido de pertenencia a esos paisajes y tierras pampeanas. El río -o no-río dormido-, Juliana Acuña, juega con la sal arcillosa entre sus manos… secas. Sus pies descalzos bailan sobre el desierto de sal que quedó de ese tal mar; corre, zigzaguea por el monte como recordando en sus movimientos al caudal que supo ser.
Un ancho paisaje, las huellas que dejó el mar en formas de volcanes y mesetas, el horizonte extenso, el atardecer naranja y un encuentro entre el desierto y el río unidos en el sonido de las trutukas.
Todo eso y mucho más es “Tal Mar”, el videoclip que estrenaría ayer en el Cine Amadeus la banda local Catalinatom, pero que decidió no llevarse a cabo luego de que encontraran sin vida al lonko Fermín Acuña el miércoles pasado en la Reserva Los Caldenes. El hombre, un fuerte representante de la comunidad ranquel, había desaparecido el día anterior cuando salió de su casa, y tomó la decisión de quitarse la vida. Fue por ese motivo, que ni bien fue encontrado su cuerpo, los músicos de Catalinatom decidieron no seguir adelante con el estreno en la pantalla grande.
Desde ayer el videoclip de Tal Mar puede verse en redes sociales e Internet de forma gratuita. En tan solo 8 horas, el video tuvo más de 2.400 visualizaciones en Facebook, y fue compartido por cientos de personas de esa red social.
“Fue muy sentida toda la filmación, por más que nos divertimos y la pasamos bien, había un manto de respeto por la participación de Fermín y Juliana Acuña que son de la comunidad ranquel”, comentó Mauricio Flores, quien además de ser el guitarrista de la banda tuvo a su cargo la dirección del video.

La filmación.
La fecha elegida para la publicación del video tiene que ver con el Día del Aborigen Pampeano, que se conmemora el 24 de julio. Ese mismo día, pero del año 1878, se firmó el último tratado de paz entre la comunidad aborigen y el Estado Argentino; luego vino la Campaña del Desierto y echó por tierra todo acuerdo.
Para la filmación del video, que se realizó en tres días en el mes de abril, se eligió como locaciones Algarrobo del Aguila y Puelén. “La segunda jornada fue trunca porque no pudimos llegar al salitral, nos costó porque no está bien señalizado, no está preparado para las visitas entonces abortamos la misión, pero antes hicimos un reconocimiento con un drone y cuando chequeamos lo que habíamos filmado vimos que habíamos estado a 800… 900 metros de la entrada. Así que al otro día volvimos, fue un flash entrar al salitral”, explicó Flores.

Los protagonistas.
En el video de Tal Mar, una de las canciones que forma parte del último simple de Catalinatom, son protagonistas Fermín y Juliana Acuña, abuelo y nieta respectivamente, pertenecientes a la comunidad ranquel. “Juliana fue un poco el disparador de la idea del videoclip desde hace mucho tiempo. La conocí hace un par de años en una ceremonia ranquel y me sorprendió su personalidad”, contó el guitarrista. “La conocí cuando tenía 10 años y me pareció que con ella había que hacer algo. Con el tiempo lo encontré a Fermín, en una foto de una ceremonia, con su vestimenta, lo llamé y me enteré que Juliana era su nieta, ahí cerró todo”.
El trabajo de pre-producción del clip conllevó la recopilación de filmaciones registradas en distintas épocas y calidades por Juan Pablo Morisoli, Fabián Muñóz Docampo, Martín Bauer y Canal 3. Con eso el director armó un borrador de lo que sería el video.
“La historia del videoclip es una adaptación de todas las cosas que cuenta la canción, porque como en un montón de canciones de Catalinatom, Tal Mar es una secuencia de imágenes literarias. En cierto sentido también oníricas, no se sabe si son un sueño o si es realidad”, explicó.
“Lo que hice, cuando vi que me tocaba la responsabilidad de hacer la dirección del video, fue tratar de simplificar al máximo la idea hasta llegar a esta propuesta de un viaje a un encuentro entre el desierto y el río. Y con Juani (De Pian) que es el líder de la banda, que viene a ser el juglar que cuenta la historia de ese viaje a ese encuentro ceremonial tan esperado”.

La producción.
La producción general del videoclip fue hecha por Sombra de Toro Récords, con Javier Bidart en la dirección de fotografía y cámaras, Nicolás Piva en la edición y Juan Barbonaglia en el diseño. “Lo sumamos a Fabián Muñóz Docampo que es fotógrafo de acá, que usé de referencia muchos trabajos de él y que también conocía varias de las locaciones en Algarrobo del Aguila. Salimos en un grupo de cinco autos, con 16 personas, porque también llevamos a la familia de Juli, para que esté contenida porque es chiquita”.
La posproducción, lo que se conoce como corrección de color y finish, fue hecha en Buenos Aires por los Hermanos Dawidson. “Son unos cordobeses que están radicados en Buenos Aires y son top ahora en el mundo del videoclip. Estuvo buenísimo porque las devoluciones de ellos fueron increíbles, así que es una buena referencia antes del estreno”, aseguró Mauri.

Preparan conciertos
La banda pampeana aprovechará el envión del estreno para prepararse para los próximos conciertos. Este sábado cerrarán en formato de trío el ciclo de rock acústico de Moka, el bar del Centro Cultural Medasur. El 12 de octubre ofrecerán el concierto central del año en el Teatro Español, con un despliegue visual apropiado para la proyección de Tal Mar y otras producciones audiovisuales de la banda. Tocarán en Pico, Buenos Aires, Córdoba y otras ciudades, y cerrarán el año con la grabación de un nuevo simple o EP.