Inicio Culturales Falleció el músico y compositor pampeano, Alberto Cortez

Falleció el músico y compositor pampeano, Alberto Cortez

El cantautor pampeano Alberto Cortez, nacido en la localidad de Rancul, murió ayer a los 79 años en un hospital de las afueras de la ciudad de Madrid, donde había sido internado de urgencia días atrás.
El fallecimiento del autor de «Cuando un amigo se va», «Callejero» y «Castillos en el aire», entre otros clásicos de la música en castellano, se produjo en el Hospital Universitario HM Puerta del Sur.
Autor también de otros éxitos como «Te llegará una rosa» y «En un rincón del alma», Cortez había suspendido, a raíz de su delicado estado de salud, una gira por América Latina que iba a iniciarse en República Dominicana.
La presentación iba a ser en el Teatro Nacional de Santo Domingo y la empresa organizadora había pedido «elevar oraciones» por el «Quijote» por su restablecimiento.
Otro sitio de su gira era Puerto Rico, donde en vez de cancelar el show, previsto para el pasado domingo, se había decidido montar un homenaje al «querido cantautor».
Quien era conocido como «el gran cantautor de las cosas simples», durante su carrera compartió escenarios y discos con otros grandes artistas argentinos, latinoamericanos y españoles.

Museo.
Radicado en España desde la década del 60, Alberto Cortez mantuvo siempre presente en su discurso a La Pampa, y sobre todo a su ciudad natal, Rancul.
En el año 2015, a partir de una iniciativa particular, se anunció que el consagrado cantautor contaría en su pueblo natal con un museo en homenaje a su obra. Este nuevo espacio se encuentra a la vera de la ruta nacional 188, en la Posada de Campo Mamüll Mapú.
En este espacio se puede ver la colección de los discos de vinilo del cantante, cassettes, discos compactos y todos sus libros.
Además se exhiben en este espacio cientos de recortes de diarios desde 1960, libros de su paso por los establecimientos educativos de Rancul, fotografías, publicidades, postales de cada país del mundo que el poeta recorría y enviaba a su familia.

Homenajes.
La última visita de Alberto Cortez a Argentina fue en septiembre del 2017, cuando brindó una serie de recitales en Buenos Aires, Córdoba, Rosario y Tucumán. Sin embargo, hace muchos años que no ofrecía conciertos en La Pampa.
En el 2009 la Fundación Sophia lanzó el libro biográfico «Alberto Cortéz, la vida», de la escritora argentina Laura Etcheverry. La presentación se llevó a cabo en el auditórium de Palma de Mallorca, España.
Por otra parte, en el 2007, el músico había recibido un homenaje en Buenos Aires. La Legislatura porteña distinguió al cantautor pampeano como «Personalidad Destacada de la Cultura» en una ceremonia que fue transmitida por varios canales nacionales. «Mi próxima canción va a ser la mejor de todas», había dicho en el acto que contó con la presencia de numerosos colegas, actores, amigos y funcionarios. En esa ocasión, el autor visitó su ciudad natal. «Para mí, ser pampeano es una cosa sumamente importante. El hecho de que para divisar el horizonte uno tenga que entrecerrar los ojos, tiene una dimensión filosófica que me interesa mucho», aseguró en una entrevista a la agencia Télam en ese entonces.
El cantante, ganador en 2007 del premio Grammy a la Excelencia Musical junto a otros grandes artistas latinos, fue ingresado de urgencia hace una semana y falleció debido «a una insuficiencia cardíaca».

Primeros pasos.
Nacido el 11 de marzo de 1940 en Rancul, en el norte de nuestra provincia, empezó a estudiar en un conservatorio a los 6 años y a los 12 realizó sus primeras composiciones.
Los primeros pasos de su carrera los dio como cantante de distintas orquestas pero no empezó a despegar hasta 1960, cuando viajó a Europa con el «Argentine International Ballet and Show» y grabó su primer disco en Bélgica.
Allí conoció a Renée Govaerts, con quien se casó en 1964. Ese mismo año se instalaron en Madrid, donde seguían viviendo hasta el momento del deceso.
A lo largo de su carrera lanzó casi medio centenar de álbumes, por los que recibió cuatro discos de oro, publicó cuatro libros de poemas y participó como actor en dos películas.
Una de sus relaciones más especiales fue con Facundo Cabral, su amigo cantautor asesinado en 2011 en Guatemala, con quien grabó cuatro discos y protagonizó la extensa gira internacional «Lo Cortez no quita lo Cabral».
Aunque no podía acompañarse de su guitarra por las secuelas que le dejó un ataque cerebral sufrido en 1996, Cortez siguió subido a los escenarios casi hasta el final.