“Ganar abre una puerta para seguir”

JAVIER PUEBLAS SE CONSAGRO EN BARADERO 2015

El cantautor santarroseño ganó este año en el Festival de Baradero en el rubro Cantante de Folclore Surero, interpretando Milonga Baya de El Bardino, y la huella de su autoría “Seguir la huella”.
Javier Pueblas es músico y compositor, canta y toca la guitarra, además de componer letras relacionadas a Santa Rosa, La Pampa, sus costumbres y problemáticas, y demás temáticas que interesan al autor y que llaman la atención en los lugares donde se presenta. De esta forma, interpretando música de su tierra, fue que Javier se consagró en la categoría Cantante de Folclore Surero en el Festival de Baradero 2015, luego de ganar la instancia provincial en Miguel Riglos y la competencia nacional en Baradero, días previos al festival.
Las canciones que eligió para competir fueron Milonga Baya de El Bardino, y Seguir la Huella, una huella de su autoría que habla de Santa Rosa, de “seguir la huella del arte y la cultura, de estos viajes, que es lo que hago, porque estudié música, es lo que sé hacer y lo que amo”, expresó el artista.
Durante la noche en que se presentó Pueblas, también subieron al escenario Facundo Toro y Los Auténticos Decadentes, además de los ganadores de otras categorías concursantes. Por el festival pasaron artistas de la talla de Patricia Sosa, el Chaqueño Palavecino y Bruno Arias, entre tantos otros.
El pampeano contó que es el tercer año que sale a competir a los festivales, entre ellos Baradero y Laborde (el año pasado ganó en la categoría Solista Instrumental en dicha ciudad cordobesa).
Este año, el cantante expresó que “lo importante de ganar el premio es que se abrió una puerta importante para poder seguir yendo a tocar, ya que se hablaba mucho en Baradero de que se está perdiendo el cantor surero, se canta mucha chacarera y otros géneros más festivaleros”.

Futuro.
Javier Pueblas espera que esta consagración le permita subir a más escenarios en la provincia y el país. En entrevista con LA ARENA contó que está grabando un demo y quiere filmar un videoclip, para salir a vender su producto y que la gente lo conozca. “Me hubiese gustado estar en Música en las Plazas, ya que me habían dicho que iba a estar, más allá de traer los premios me dediqué toda mi vida a estudiar, soy músico de corazón y tampoco estoy pidiendo que me paguen, simplemente poder mostrar lo que hago”, expresó.
Javier comenzó a incursionar en la música cuando tenía seis años, influenciado por su abuelo materno, Alfredo Saravia, concertista de guitarra y pariente de Los Chalchaleros. Javier ya tocaba en la guitarra y cantaba canciones de Horacio Guaraní, Carlos Difulvio y Los Chalchaleros. Por otra parte, su padre cantaba e interpretaba tango, acompañado en guitarra por el abuelo de Javier.
Durante la adolescencia formó algunas bandas de rock, comenzó a componer letras y canciones y luego decidió estudiar música en la ciudad de Buenos Aires, donde se perfeccionó en el Conservatorio Superior de Música Juan Manuel De Falla.
Estudió guitarra clásica con Betina Aristimuño y guitarra ciudadana y folclórica con Juan Falú. “Viví casi diez años en Buenos Aires estudiando música y tocando en diferentes lugares de la ciudad. Obtuve la tecnicatura de concertista allá. Cuando volví a Santa Rosa empecé la carrera del Crear y cursé el profesorado”.