Inicio la Feria de Artesanos

UNOS TRESCIENTOS EXPOSITORES "COPARON" LA PLAZA SAN MARTIN

(General Pico) – Con cerca de trescientos expositores procedentes de diferentes partes del país, se puso en marcha en la Plaza San Martín de General Pico, la Segunda Feria Nacional de Artesanos que culminará mañana a la tarde.
Los coloridos puestos con artesanos de quince provincias argentinas ocupan cada uno de los senderos de la Plaza principal de la ciudad.
La segunda edición de la Feria Nacional de Artesanos de General Pico comenzó el jueves, con la instalación de los puestos y la organización de cada uno de los espacios. Sin embargo ayer fue el primer día que tuvo buena afluencia de público, lo cual se incrementará durante la jornada de hoy y la de mañana.
El piquense Gonzalo Rodríguez, principal referente de la organización, destacó que se trata de un trabajo autogestionado el que se lleva a cabo.
“Vino gente de más de 15 provincias. Vinieron de Jujuy, Misiones, Chubut, Córdoba, Mendoza, Buenos Aires, La Pampa, Entre Ríos, Salta, de todos lados. El evento es autogestionado, esperamos toda la ayuda del municipio que no llegó y tuvimos que llenar la plaza para pagar el evento. La idea viene de hace años, como para darnos vida, porque nos conocen todos y la gente de afuera hace que nos den vida a nosotros y a la ciudad. La mayoría de los que están acá nos conocemos y hemos puesto a Pico como la misa de los encuentros, de que todos se conocen de alguna Feria y nos vamos a encontrar acá”, explicó.

Proyecto autogestionado.
El organizador dijo que los artesanos que llegan de otras provincias generan un circulante de dinero en la ciudad, dado que “viene a gastar en nafta, otros vienen a gastar en hospedaje y en comida”.
Para este año llegó casi a los trescientos expositores que fueron seleccionados entre quinientos inscriptos. La participación de un número tan significativo, se debió a la necesidad de tener que afrontar los gastos organizativos.
“El Municipio nos consiguió el Albergue Municipal para que puedan estar ahí. Pero otro gasto es la movida del técnico de la luz, el sonido, la parte técnica de plan de evacuación y la seguridad de la plaza, todo eso cuesta y lo vamos a tratar de autogestionar con sorteos, colectas y todo, entre nosotros para que salga lindo y sigua siendo el mismo evento de todos los años”, dijo. Además agregó: “El año pasado hubo 180 inscriptos y este hubo unas 500 personas y de ahí se hizo la selección para los 300 que quedaron. Va a haber mucho arte en vivo, gente pintando con los dedos, con aerosol, soplando vidrio, esmaltando cobre, y vamos a dejar algún regalito en la plaza. Después habrá sorteos en vivo y vouchers de compra. Quedó gente afuera, se hizo una selección por rubros por técnicas, basándonos en el estatuto del Fondo Nacional de Las Artes. El país está complicado y el gobierno del país está matando todo esto, acá creíamos que no, y le damos fe y le ponemos la iniciativa de invitarlos a que participen, pero nos costó mucho el apoyo del municipio”.

Nivel de ventas.
Por último Rodríguez destacó que el año anterior los participantes lograron buenas ventas y que se les asegura a cada uno de los artesanos, la realización de “un buen evento” y de una importante cantidad de público.
“A todos les fue muy bien por eso cada cual le contó a dos compañeros de otra feria para que se sumaran. Cuando planteamos esto, no garantizamos la venta pero si garantizamos el evento, de que va a haber gente, porque es muy feo ir a una Feria no vender y encima que no vaya gente. La idea sería que esto no muera más, que sea una semilla que vaya brotando y creo que un día tiene que dar el fruto de este encuentro anual con el arte de la ciudad”, finalizó.