La Pampa en la final de Naves

HOY COMPITE SIMULADOR PARA APRENDER A MANEJAR

Hoy tendrá lugar en Pilar la instancia final de la edición 2014 del concurso de proyectos productivos “Naves”, oportunidad en que La Pampa estará presente con un ambicioso proyecto: “Conducirte-Seguridad Vial Integral”. Desarrollado por un joven matrimonio santarroseño, la propuesta contempla la fabricación de un prototipo de características únicas a nivel nacional de un simulador para aprender a manejar.
El jueves 20, y más allá del resultado que el proyecto obtenga en la Universidad Austral, la propuesta será presentada en sociedad en el auditorio de Vialidad Provincial. Allí, con el patrocinio del Ministerio de la Producción, Rocío Severino y Pablo Damiani, explicarán a los presentes su propuesta de negocios y mostrarán la joya de su desarrollo: el simulador de conducir. El acto contará con la presencia de autoridades provinciales, nacionales, integrantes de organizaciones vinculadas a la seguridad en el tránsito, muchos intendentes pampeanos y especialistas en temas viales de relevancia nacional.
Junto con la presentación en público del proyecto y la exhibición del simulador -que los interesados podrán probar en el lugar-, los impulsores de la iniciativa entregarán el material escrito que acuñaron como parte de su propuesta de brindar a municipios y escuelas de conducir “herramientas teóricas y prácticas” para mejorar la capacitación de quienes tienen que aprender a manejar un vehículo.

Producto pampeano.
El simulador que fabricaron los jóvenes santarroseños está construido casi en su totalidad con productos pampeanos y la intención de sus diseñadores es que la producción en serie se realice en nuestra provincia. El prototipo recuerda a los simuladores que se utilizan para enseñanza en aviación o los juegos más avanzados en simulación virtual. Está conformado por una butaca de un vehículo tipo Chevrolet Corsa, con todos sus accesorios -palanca de cambio, pedales de freno, acelerador y embrague-, torpedo, cinturón de seguridad, palanca de luces y palanca de giro. Todos los elementos que un conductor debe manejar al momento de poner en marcha un auto, una camioneta o un vehículo de mayor porte.
Por delante, tres pantallas planas de 32 pulgadas cada una, dispuestas en semicírculo, simulan el campo visual del conductor. Detrás de la butaca se encuentra un sistema de controles donde el instructor puede ir variando los parámetros de manejo para incrementar la dificultad del aprendizaje. “Se puede simular distintos niveles de tránsito, de día o de noche, con o sin lluvia, y muchos más”, explicó Pablo Damiani. Esta característica, la presencia del instructor detrás del aprendiz, es otro elemento distintivo del simulador pampeano. “En otros simulares, el instructor está a un costado o bien fuera de la cabina”, señaló Rocío Severino. El diseño pampeano es mejorador porque evita que la presencia del instructor distraiga al conductor.