Los Ranquelinos y El Bardino fueron homenajeados en el Congreso

Con un espectáculo folclórico y poético, el Senado de la Nación rindió homenaje el jueves, en un mismo acto, a dos emblemas de la canción pampeana: el dúo Los Ranquelinos recibió el reconocimiento por sus 50 años de trayectoria, y se recordó la obra de Julio Domínguez, “El Bardino”, a un año de su muerte. En el Salón Azul del Palacio legislativo estuvieron presentes Argentino Luna, y el hijo y la mujer del Bardino.
“Yo conocí el oeste pampeano gracias al Bardino”, dijo Luna, quien sobre el final del homenaje cantó a viva voz Milonga Baya, aquél tema con letra de Domínguez que ya es un himno a La Pampa. Junto a un minirecital de Los Ranquelinos, también actuaron Pedro Cabal, Hilda Alvarado y Julio Aguirre, Carlos Amigo y Jorge Sosa, Roberto Leiva y Julio Lacarra. Con tres parejas de bailarines en el escenario, el Ballet Azul y Oro del departamento cultura del Club Boca Juniors también fue parte del reconocimiento a los pampeanos.
El acto fue organizado por el senador Juan Carlos Marino para rendir homenaje a la letra y la música pampeana que, según dijo, encarnan tanto Los Ranquelinos como El Bardino. El dúo folclórico viene festejando desde el año pasado sus 50 años arriba del escenario, y la proximidad en fechas unió este reconocimiento junto al tributo a Julio Domínguez, emblema inconfundible de la poesía de La Pampa, al haberse cumplido en febrero un año de su muerte.
Sentado en primera fila, Argentino Luna dijo no querer estar ausente en este homenaje al Bardino, a quien catalogó como “un amigo” que “llevaba a La Pampa en el corazón y la volcaba en sus letras.”
Marino entregó una placa a Ana Nélida Ramos, la mujer de El Bardino, y a Juan Bautista Domínguez, su hijo. Sobre el final del acto, un video dirigido y musicalizado por Juan Bautista dio cierre a la ceremonia.
Pero antes habían pasado por el escenario los “amigos” que quisieron estar en Buenos Aires para homenajear a Los Ranquelinos, este dúo compuesto por los hermanos Andrés “Pelusa” y Horacio “Chiquito” Díaz que empezaron cantando juntos siendo aún muy chicos, entre los años 1956 y 1957. Desde entonces, y tras algunas separaciones y reencuentros, llevaron los sones pampeanos más allá de los límites provinciales, siempre volviendo para cantarle a la tierra que tanto dicen amar.
Actualmente, Los Ranquelinos se encuentran difundiendo su último trabajo discográfico, “Canto Bardino”, que no es sino otro homenaje más al poeta pampeano.